Chips de calabacín rebozados con avena y parmesano
Una receta muy sorprendente, tanto por su maravilloso sabor y textura como por el hecho de que sea una comida rebozada que no se ha cocinado en una sartén con aceite. Delicioso y ligero.
Raciones Tiempo de preparación
2personas 10minutos
Tiempo de cocción
25-30minutos
Raciones Tiempo de preparación
2personas 10minutos
Tiempo de cocción
25-30minutos
Ingredientes
  • 350gramos Calabacín en rodajas
  • 25gramos Avena
  • 25gramos Queso parmesano rallado
  • 1/4cucharilla Ajo en polvo
  • 1/4cucharilla Sal
  • 1/8cucharilla Pimienta negra
  • 2cucharadas Leche Desnatada
Instrucciones
  1. Lo primero es preparar la avena para que pueda utilizarse en el empanado. Para ello, trocéala al máximo, hasta que tenga una textura similar a la del pan rallado.
  2. Pon el horno a precalentar a unos 220ºC.
  3. Mezcla en un recipiente la avena, el queso parmesano rallado, el ajo en polvo, la sal y la pimienta negra. Utiliza una batidora para que quede una mezcla homogénea.
  4. Echa la leche en un recipiente poco profundo y colócalo al lado del bol en el que está la mezcla que has hecho en el paso anterior.
  5. Prepara una bandeja de horno con spray de cocina o cualquier producto que evite que la comida se quede pegada. Empapa una rodaja de calabacín en la leche y luego rebózala en la mezcla antes de colocarla en la bandeja. Repite el mismo proceso con todas las rodajas.
  6. Hornea durante 25 o 30 minutos a unos 220ºC, hasta que el rebozado se haya dorado.