Nada más apetecible con este calor que un postre bien fresquito, ¿me equivoco? Pues para l_s que seáis golos_s, aquí tenéis una receta insultantemente fácil, rápida y rica para tomar durante los meses de más calor. La podéis preparar en cuestión de minutos ya que es completamente crudivegana: todo lo que necesitas es tener los ingredientes y triturar. Después, a congelar un rato…

¡Y a comer!

Además, pese a ser un postre de chocolate es bastante sano, al no llevar nada de azúcar añadido ni grasas malas. ¡Todo ventajas!


TIEMPO ESTIMADO

5 minutos + un rato en el congelador

 


INGREDIENTES

  • 1 de taza de nueces
  • 1 de taza de avena
  • 3-4 cucharadas de cacao en polvo
  • 1 chorrito de aceite de oliva
  • 4-6 dátiles, dependiendo del tamaño
  • 1 pizca de sal

 


PREPARACIÓN

  1. Tritura las nueces y la avena.
  2. Deshuesa los dátiles y añádelos también.
  3. Agrega un chorrito de aceite de oliva, sal, el cacao en polvo y tritura todo hasta obtener una masa densa y bien mezclada. Pruébala y compensa algún ingrediente si es necesario para que esté a tu gusto.
  4. Extiende la masa en un molde previamente engrasado y congélala hasta que esté más o menos dura y fría, para que pueda cortarse (mínimo 20 minutos).
  5. Si has hecho poca cantidad, puedes colocar la masa directamente en un plato y darle la forma que quieras. Después, sólo tendrás que meterlo en el congelador y esperar un rato a que se enfríe.