En este artículo me gustaría hablar de un suplemento, que frecuentemente habrás oído y es la vitamina D. Y sinceramente, parece que se esta volviendo popular e incluso obligatorio en nuestra lista de suplementación. Por esta razón, vamos a desarrollar en las siguientes líneas de que se trata realmente, cuantos tipos hay y que beneficios nos
aporta. Por supuesto, también abordaremos si el exceso de vitamina D puede ser perjudicial.
Conozcamos que es la vitamina D y su procedencia. Bien, esta vitamina fue descubierta por Askew (1931), paso de ser un simple nutriente que servía para la prevención del raquitismo y la osteoporosis, a ser la vitamina con múltiples funciones y a ser la más importante (Chovert, 2013). Su nombre científico es calciferol, aunque también es denominada como “antirraquítica” ó “vitamina del Sol”.
Tenemos dos tipos de vitamina D. Colecalciferol (vitamina D3) que se encuentra en los aceites de hígados animales y que se produce por la acción de la luz solar sobre los depósitos de colesterol de la piel, y Ergocalciferol (vitamina D2) que se produce cuando la luz ultravioleta afecta al precursor Ergosterol, que se trata de la forma “vegetariana” de la vitamina D (Walji, 2003). El Colecalciferol (D3) es 3 veces mas potente que el Ergocalciferol (D2) en el proceso de conversión y la vitamina D2 tendría una equivalencia similar de función neuromuscular (Chovert, 2013).
Los beneficios que nos aportan son:
 Mantiene el esqueleto saludable proporcionando niveles óptimos de calcio y fósforo.
 Tiene un papel protector de la función cardiovascular.
 Actúa como regulador de la tensión arterial.
 Reduce el riesgo de padecer diabetes de tipo II.
 En edades tempranas reduce la incidencia de diabetes tipo I.
 Reduce el riesgo de padecer enfermedades como la esclerosis o enfermedades inflamatorias intestinales.
 Mejora la función física aumentando la capacidad funcional.
 Influye en la función cerebral siendo predispuestos a la esquizofrenia y a la depresión.
 Mejora la salud dental y reduce el riesgo de caries.
 Tiene carácter protector frente al cáncer de colón y mama (Barranco y López, 2018)

Las contraindicaciones que puede tener por tomar grandes cantidades:
Se debe tener especial cuidado con esta vitamina debido a que si el consumo excede a las pautas recomendadas puede llegar a ser la más tóxica de las vitaminas. El exceso de vitamina D puede afectar a los riñones, corazón y los pulmones (Walji, 2003). Por tanto,  es importante que antes de tomar este suplemento se ponga en manos de especialistas.

 

Imad El Haddadi B., artículo semanal.