Crema de chocolate, aguacate y plátano con dátiles. Receta de postre para permitirse un capricho

Los lectores más habituales ya sabréis que la combinación de aguacate y chocolate no es nueva por aquí. Tenemos, por ejemplo, trufas, brownie y un jugoso bizcocho ideales para golosos. En esta ocasión en NutriMarket os proponemos un postre saludable y bien nutritivo, una crema de chocolate, aguacate y plátano con dátiles. Es una receta muy sencilla, vegana y sin gluten, rápida y sin tener que cocinar.

Se puede agregar miel – ya no sería vegano – o un sirope vegetal, incrementar la cantidad de chocolate o probar con otros aromas.

Ingredientes

Para 4 personas

Cómo hacer crema de chocolate, aguacate y plátano con dátiles

Dificultad: Fácil

  • Tiempo total 10 m
  • Elaboración 10 m
  • Reposo 30 m

Sacar la pulpa del aguacate con cuidado. Dependiendo del tamaño, necesitaremos uno grande o dos pequeños, debemos obtener unos 200 g. Derretir el chocolate en el microondas con cuidado o al baño maría. Picar los dátiles sin hueso-recomiendo los medjool, muy dulces y jugosos-. Si estuvieran muy secos, se pueden dejar a remojo en agua tibia un rato antes.

Triturar el aguacate con los dátiles, añadir el cacao en polvo, una pizca de sal, la esencia de vainilla, ralladura de naranja y una cucharada de zumo, y volver a triturar. Incorporar el plátano pelado cortado en trozos, triturar y echar también el chocolate. Probar la textura y echar poco a poco la leche, añadiendo más o menos según nos guste. Podemos añadir también un poco de miel o sirope vegetal.

Volver a a triturar el conjunto hasta tener una textura totalmente homogénea y cremosa, sin grumos, con el espesor que nos guste. Repartir en copas o cuencos, tapar con plástico film y dejar en la nevera como mínimo media hora. Servir con avellanas picadas, grosellas y ralladura de naranja, o con la fruta que nos guste.

Degustación

Lo mejor es servir esta crema de chocolate, aguacate y plátano con dátiles fría, aunque tampoco necesita un reposo excesivo. Lo que más me gusta es su textura y el poder saciante que tiene, ideal para darse un capricho cuando nos da antojo de dulce sin tener que recurrir siempre a productos llenos de azúcar o harinas refinadas. Se puede servir de mil maneras, yo recomiendo algo crujiente como las avellanas y alguna fruta muy aromática para crear contrastes.

Crema de chocolate, aguacate y plátano con dátiles
5 (100%) 2 votos