Esta receta de gazpacho de remolacha (“crema fría de remolacha”, para que no se pongan nerviosos los puristas del gazpacho) ha sido todo un descubrimiento en casa. Además de ser muy alegre y colorida, de sabor está deliciosa, que al fin y al cabo es lo que importa, y al ser una crema crudivegana (o casi, porque la remolacha va cocida) se prepara en cuestión de minutos, así que es una comida perfecta para preparar cuando se va justo de tiempo. Sólo hay que mezclar los ingredientes, triturar y ¡listo! Ya tenemos una variante más del gazpacho para la primavera y el verano. ¡Esperamos que os guste!


TIEMPO ESTIMADO

5 minutos

 


INGREDIENTES

  • 7 tomates (a poder ser tipo “pera” y maduros)
  • 1 pimiento verde
  • 1/2 cebolleta
  • 1 diente de ajo
  • 1 taza de aceite de oliva
  • 1 pizca de sal
  • 1 remolacha cocida
  • 1 trozo de pan duro (o un puñado de pan rallado)

 


PREPARACIÓN

  1. Pela los tomates y lava el resto de verduras.
  2. Córtalas en trozos grandes e introdúcelas en el baso de la batidora.
  3. Tritura durante unos minutos hasta obtener una crema homogénea y sin grumos. Después, pruébala y corrige el sabor si es necesario.
  4. Si te han quedado grumos, puedes pasar la crema por un pasapurés.
  5. Decora con un chorrito de aceite de oliva, semillas al gusto y, por ejemplo, unos brotes frescos.