LA ASHWAGANDHA

La ashwagandha, es una planta que ha ganado popularidad rápidamente en los Estados Unidos, como una hierba “increíble y saludable”, con cualidades medicinales con siglos de antigüedad. Tiene una larga lista de atributos. Uno de los mejor conocidos, es su uso como adaptógeno, lo que significa que ayuda a controlar el estrés.

ATRIBUTOS

La ashwagandha, se traduce en sánscrito como “olor del caballo”, posiblemente con un doble sentido: la hierba expide un olor peculiar a caballo y también es conocida por su capacidad para aumentar la fuerza y promover la salud cuando se utiliza de forma regular.

Otros nombres con los que se le conoce incluyen cereza de invierno y ginseng indio, junto con su apodo botánico Withania somnífera.

Originaria de la región de Pakistán, India y Sri Lanka, la ashwagandha ha sido utilizada por las culturas de la India Oriental durante miles de años, basándose en la medicina alternativa de 3 000 años de antigüedad proveniente de la India Oriental conocida como Ayurveda.

Fue apenas, hace unos 50 años que este miembro de la familia de las solanáceas de las plantas (Solanaceae) emergió en el Occidente como una poderosa hierba curativa, con cada vez más popularidad.

El ginseng asiático (cuyo nombre botánico es Panax ginseng), que también es una hierba adaptógena, es uno de los suplementos herbales con mayor demanda en los Estados Unidos y tiene varias cosas en común con la ashwagandha.

Además de aliviar la fatiga en pacientes con cáncer y mejorar el Alzheimer, comparte un efecto similar en la infertilidad y trastornos emocionales.

Tal vez es menos conocida y no tan poderosa como el ginseng, pero la ashwagandha actualmente se vende de 8€ a 15€ por 500gr, mientras que el ginseng se puede llegar a encontrar hasta a 50€ por la misma cantidad. Sin embargo, la ashwagandha tiene sus propios seguidores, quienes la valoran por sus muchos beneficios para la salud.

HERBODIETÉTICA

Originaria de la India y África del Norte, la planta ashwagandha es un pequeño arbusto con pequeñas flores amarillas y hojas con forma de lágrima. Son las hojas las que contiene la clave de los beneficios de salud. Cuando se secan y se hacen polvo, los compuestos llamados withanólidos son posiblemente el ingrediente más activo.

La Ashwagandha Ha Demostrado Combatir Muchos Tipos de Cáncer

Los ensayos realizados sobre la ashwagandha han demostrado numerosas y dramáticas propiedades curativas para muchas enfermedades y ha mostrado ser prometedora en otras. Posiblemente, sus beneficios más probados son con respecto a su capacidad para combatir la inflamación y el crecimiento tumoral.

En un estudio realizado en animales en el que “se utilizaron modelos de cáncer en roedores inducidos químicamente por un oncogén”, se inhibió el crecimiento de las células nuevas de cáncer:

Las plantas utilizadas en la medicina adyurvédica, que se ha practicado en la India durante miles de años para el tratamiento de una gran variedad de trastornos, son ricas en sustancias químicas potencialmente útiles para la prevención y el tratamiento del cáncer.La Withania somnífera (comúnmente conocida como ashwagandha en la medicina adyurvédica) es una de las plantas medicinales cuyo valor contra el cáncer se descubrió hace más de cuatro décadas, después de aislar un compuesto esteroide cristalino (witaferina A) de las hojas de este arbusto.

Adoptosis

La apoptosis en las células de cáncer o la muerte celular programada, es una de las formas en las que se cree que la ashwagandha ejerce sus efectos contra el cáncer. También podría tener la capacidad de generar especies reactivas de oxigeno (ROS) para matar a las células de cáncer sin dañar a las células normales.

Después de los ensayos, los investigadores llegaron a la conclusión de que la ashwagandha podría ser valiosa en la lucha contra el cáncer de pulmón, mama, colon y un tipo de cancer cerebral particularmente agresivo conocido como glioblastoma multiforme o GBM.

En otro estudio, los ratones con tumores de ovario fueron tratados con ashwagandha combinada con un medicamento contra el cáncer. Además de reportar una reducción de 70 a 80% en el crecimiento del tumor, también se obstruyó la metástasis o la propagación del crecimiento de células tumorales.

BENEFICIOS

Como podrás comprobar, los beneficios de la ashwagandha para la salud son numerosos, por lo que los expertos nos la recomiendan para los siguientes casos, pero antes de decidirte a usarla, consulta siempre con un especialista:

  • Se considera un remedio adaptógeno, un término relativamente reciente que define la capacidad que brinda una sustancia para ayudarnos a afrontar a una situación adversa o cambiante, y que permite sobrellevarla en mejores condiciones. La withania se ha demostrado eficaz para disminuir el exceso de estrés, una afección psicoemocional que puede derivar en otros trastornos si no se tiene bajo control.
  • La ashwagandha facilita el sueño y te ayuda a mitigar el insomnio. Experimentos con ratones han demostrado la acción de los withanólidos y el trietileneglycol para asentar la fase REM del sueño, en la que se desarrolla el sueño más profundo y reparador.
  • Por su naturaleza de planta revitalizante, el también conocido como orovale se ha destinado a tratar estados depresivos y ansiosos leves y puntuales.
  • Se destina asimismo al tratamiento del déficit de atención por hiperactividad nerviosa, aunque su eficacia no está probada científicamente.
  • En la India la ashwagandha se usa para despejar la mente y para favorecer la relajación mental.
  • Es un destacado revitalizante, destinado sobre todo a personas de edad avanzada, para frenar la pérdida de ánimos y de vitalidad, y para combatir la astenia.
  • La whitania se destina también a combatir la fatiga nerviosa, la debilidad y los estados anémicos por falta de hierrp. Tratamientos con ashwagandha pueden elevar de manera significativa los niveles de hemoglobina y eritrocitos (hematíes) en personas anémicas y convalecientes de una enfermedad.
  • Se ha valorado su uso para atenuar los efectos secundarios de la toma de medicamentos antipsicóticos empleados en el tratamiento de las esquizofrenias, al mitigar el posible aumento de los niveles de lípidos y azúcares que estos pudieran generar.
  • Se le atribuye un efecto estimulante de la glándula tiroides; favorece la producción de hormonas tiroideas, y se ha ensayado para el tratamiento del hipotiroidismo, pero faltan estudios concluyentes al respecto.
  • Por su acción antiinflamatoria y analgésica, el orovale se ha demostrado eficaz para aliviar el dolor reumático y reducir el proceso inflamatorio en artritis reumatoides y en estados artrósicos incipientes.
  • En la India la ashwagandha se destina también a bajar la tensión sanguínea en pacientes con tensión alta y moderadamente alta, y para disminuir tambien las tasas de colesterol LDL.
  • Se le ha atribuido asimismo un cierto efecto inmunomodulador, que favorecería el aumento de leucocitos o glóbulos blancos y fortalecería al organismo frente a la eventualidad de una infección o agresión patógena.
  • Los extractos de ashwagandha se han ensayado, todavía de forma experimental, para afrontar determinados efectos secundarios de la radioterapia. Se ha probado que podría reducir la mielosupresión, una afección de la médula ósea que provoca una disminución de glóbulos blancos, glóbulos rojos y de plaquetas.
  • Estudios recientes, de los que se ha hecho eco la Sociedad Española de Fitoterapia, dan fe de la eficacia de los extractos etanólicos de la raíz de withania para prevenir la pérdida ósea en experimentos con ratones. Este tratamiento, aplicado a humanos, podría aumentar la resistencia ósea a las fracturas, convirtiendo a los extractos de withania en un apoyo interesante para las personas de edad avanzada y fragilidad ósea.
  • Extractos de withanólidos, en especial de la withaferina A, se han empleado en ensayos clínicos para probar un posible efecto inhibidor del crecimiento de células tumorales en algunos tipos de cáncer, como el de mama y colon, pero no hemos hallado información concluyente al respecto.
  • Cuenta Font de Quer en su excelente Dioscórides renovado, que el fruto provoca violentamente la orina y que, tomado en número de doce, se recomendaba para atacar la hidropesía (retención de líquido en tejidos internos).
  • En la misma fuente nos recuerda que los frutos se habían usado en decocción para aliviar el dolor de muelas y dientes, como un narcótico infalible.

En la medicina ayurveda, la ashwagandha se ha destinado asimismo a mejorar la respuesta sexual y a favorecer la fertilidad.

 

Artículo semanal de Héctor Sáez.

LA ASHWAGANDHA
5 (100%) 1 voto