¿Qué son los antioxidantes?

Los antioxidantes son los compuestos químicos que el organismo utiliza para hacer frente a los radicales libres, un tipo de moléculas inestables que dañan a nuestras células. El daño producido por los radicales libres se denomina estrés oxidativo. Los radicales libres se producen como resultado de reacciones biológicas producidas en las células.

Los antioxidantes se producen de manera natural en el cuerpo. Existen diversos tipos con numerosas funciones y los cuales pueden ser obtenidos de diversas fuentes. Pueden ayudar a prevenir enfermedades comunes como catarros, resfriados etc así como diabetes aumento del nivel de colesterol y enfermedades relacionadas con el sistema cardiovascular. También favorecen el envejecimiento de la piel.

Los antioxidantes luchan y combaten estos radicales libres. Minimizan su impacto, neutralizan sus reacciones y la consecuencia de sufrir enfermedades. Contribuyen a mantener el sistema inmune fuerte y en buenas condiciones.

Factores que intervienen en la producción de radicales libres:

  • El sol ( rayos UV)
  • El tabaco
  • Ejercicio físico de intensidad
  • La contaminación
  • Procesos inflamatorios etc.

¿Qué tipos de antioxidantes hay, sus funciones y dónde encontrarlos?

Los carotenoides

Son un conjunto de pigmentos de origen vegetal que actúan como antioxidantes.

Se clasifican a demás en dos categorías:

  • Los carotenos: existen 3 tipos de carotenos: alfa caroteno, beta caroteno y licopeno. Entre sus funciones principales destacamos que luchan contra los radicales libres, actúan como antioxidante y refuerzan el sistema inmune. Algunos de los tipos mencionados, pueden convertirse en vitamina A.
  • La astanxantina: contribuye a mantener la visión en perfecto estado, previene el envejecimiento de la piel y tiene una estructura similar a la vitamina E, la cual juega un papel como antioxidante de gran importancia.

Este tipo de antioxidantes puede encontrarse en alimentos como: la zanahoria, calabaza, boniato, melocotón, mango…

antioxidantes fuentes

Ubiquinol

Es la forma reducida de la coenzima Q10. El organismo produce gran cantidad de manera interna, se sintetiza en el hígado y se puede obtener a través de los alimentos. Además de su poder antioxidante ( ya que tiene facilidad para aceptar y ceder electrones) , interviene en la producción de energía a nivel celular.

Este tipo de antioxidantes puede encontrarse en alimentos como: brócoli, coliflor, sardinas, atún, aceites vegetales, soja, y frutos secos como las nueces, las avellanas o los cacahuetes.

Glutatión

El glutatión es el antioxidante más importante del organismo. También es conocido como “antioxidante universal”.  Su principal función, es luchas contra los radicales libres y hacer frente al estrés oxidativo. Se encarga de proteger todas las células y tejidos.

Podemos obtener glutatión, a través de alimentos que lo contengan en ciertas cantidades, como el aguacate, fresas, sandia, nueces, espárragos, espinacas etc. En cuanto a suplementación, favorece el incremento de los niveles de glutatión N-Acetil Cisteína y R-ALA.

Polifenoles

Son un conjunto de sustancias que se encuentran en plantas y vegetales que además de su potente capacidad como antioxidante, favorecen el mantenimiento en buenas condiciones del sistema cardiovascular. Aumentan la actividad de la vitamina C, otro importante antioxidante y tienen propiedades antiinflamatorias.

Otra de sus características es que cuentan con la capacidad de adherirse a sustancias como metales, que puedan ser toxicas, para que puedan ser eliminados. Este fenómeno se denomina “ efecto quelante”.

Existen dos tipos principalmente: los flavonoides y las isoflavonas.

Vitamina C y Vitamina E

Dos tipos de vitaminas, la vitamina C hidrosoluble, y la E liposoluble, que cuentan con un importante papel como antioxidante: favorecen el correcto funcionamiento del sistema inmune, las membranas de las células.

La vitamina E se encuentra en alimentos como: aceite de girasol, avellanas, coco, cacahuetes, nueces, espinacas y brócoli.

La vitamina C se puede obtener de : kiwi, limón, naranja, fresas, uvas etc.

alimentos ricos en antioxidantes

¿Qué suplementos de antioxidantes hay?

Es importante obtener la mayoría de antioxidantes mediante un alimentación variada y equilibrada que contenga frutas y verduras.

A pesar de ello, existen suplementos de antioxidantes que pueden ayudar a aumentar los niveles de ellos dentro del organismo:

  • Vitamina E
  • Vitamina C
  • R Ala o Acido alfa lipóico
  • Q10
  • Glutatión
  • N acetil cisteína

Este tipo de suplementos están recomendados para aquellas personas que quieran mejorar su sistema inmune.