El trigo sarraceno, hace relativamente poco que lo conocemos. Pero desde entonces se ha convertido en un básico en nuestra despensa. Siempre tenemos y lo usamos para sustituir el arroz en las comidas, para ensaladas y desayunos.

¿Lo mejor del trigo sarraceno?

  • ¡No tiene gluten!
  • Es rápido de cocer
  • Se puede comer y masticar crudo
  • No provoca subidones de azúcar en sangre
  • Tiene muchos más minerales que el arroz, trigo o maíz
  • Más antioxidantes que la avena, trigo, centeno o cebada
  • Tiene unos 14 gramos de proteína por cada 100 gramos
  • Aquí puedes encontrarlo

Hoy nos apetecía algo calentito por la mañana, algo también rápido, evitando el gluten y evitando caer en los porridge de siempre o en las tostadas de siempre. El trigo sarraceno (BIOCOP) nos ha hecho ojitos y lo hemos puesto a hervir con agua unos 5-10 minutos.

Luego hemos tirado el agua y lo hemos acabado de hervir con leche de arroz sin azúcares, unos 3 minutos hasta que se ha bebido la leche. Cuando lo hemos sacado lo hemos puesto inmediatamente dentro de un bol y lo hemos regado con una cucharilla pequeña de melaza de arroz, que endulza y ayuda a calentar el cuerpo. Después de la melaza, le hemos añadido una cucharada de polen, semillas chía, anacardos y medio plátano. Todo ecológico.

Hay que admitir que el sabor del trigo sarraceno para nosotros es de los más neutros de todos los cereales y pseudocereales, por eso es muy combinable con semillas, frutos secos y fruta.

Y vosotros, ¿habéis probado esta maravilla en forma de triángulo?