Introducción

Los sorbetes y helados de fruta caseros son súper saludables y están riquísimos. Esta receta de sorbete de mango y arándanos te fascinará.

Porciones a Preparar – 2

Ingredientes

Despensa

Pasos

Para hacer este sorbete, lo mejor es utilizar fruta cortada y congelada de antemano, para simplemente triturarla junto con un poco de leche vegetal y tomar inmediatamente.

Si no tienes fruta congelada, puedes triturarla toda junta (añadiéndole leche vegetal) y congelar la mezcla en un tupper durante al menos 2-3 horas. Después, podrás tomarla cuando te apetezca.

Trucos y Consejos

Nosotros empleamos leche de soja, pero usa en la receta la que emplees habitualmente.

Puedes optar por una textura más cremosa añadiéndole un poco de plátano congelado o quedarte con esta combinación refrescante.

Puedes triturar una onza de chocolate negro junto con la fruta o rallarla después y esparcirla por encima. ¡Quedará buenísimo!