Vasitos light de yogur griego con chía y fresas

Con una presentación muy vistosa y apetecible estos vasitos light de yogur griego con chía y fresas. Son perfectos, si deseamos preparar una receta muy ligera, baja en calorías y también muy sana y nutritiva.

La combinación de yogur griego, en su versión ligera que utilizamos, con apenas 0’2 % de materia grasa. Las fresas le aporta un toque dulce natural y fresco sin necesidad de añadir azúcar. Y las semillas de chía le dan ese toque crujiente y diferente que nos encanta.

El YOGUR

Este tipo de yogur es una versión natural, sin colorantes ni saborizantes, tiene una textura muy cremosa y muy poco ácida que lo hace perfecto para utilizar en cantidad de recetas.
Además, es ideal si lo consumimos con regularidad, ya que nos permite disfrutar de numerosos beneficios para nuestra salud. Con el doble de proteínas que un yogur normal, con menos carbohidratos y lactosa y con probióticos que ayudan a mejorar la digestión.
Estos vasitos son ideales como postre, desayuno o merienda, ya que disfrutamos cuidándonos con ingredientes naturales, fruta fresca y de temporada. Y al añadir las semillas de chía, incorporamos un superalimento muy de moda con alto contenido de omega 3 y fibra tan importante en nuestra alimentación.
Nos gustan la recetas en las que se pueda disfrutar de los sabores naturales de los alimentos. Obetenemos los sabores dulces naturalmente presentes, añadiendo fruta y endulzantes de origen natural como la miel o el sirope de arce o agave.
En estos deliciosos vasitos no hemos añadido endulzantes pero se pueden añadir si deseamos un sabor más dulce aún.

Ingredientes
  
Para 2 vasitos.

  • 250 gr de yogur griego ligero 0,2 % mg.
  • 200 gr fresas.
  • Un puñado de semillas de chía (15 gr aproximadamente).

Elaboración

  • Mezclar en un bowl las semillas de chía y el yogur griego. Dejar reposar un rato.
  • Trocear las fresas en pedazos pequeños dejando unas cuantas para decorar al final.
  • Montar los vasitos introduciendo las fresas en el fondo, el yogur con las semillas encima y terminar con unas fresas cortadas en vertical para decorar.

Es una receta muy sencilla que se puede preparar en apenas 5 minutos y con un resultado muy original que estamos seguros que os va a encantar.