En NutriMarket, Juan Castrejón nos cuenta su experiencia con Kombucha, el té milerario.

«El otro día paseando por el centro comercial con mi pareja, fuimos a tomar un café. ¿Cuál fue mi sorpresa cuando la chica que nos atiende normalmente me ofreció probar un té nuevo?.

Yo, que soy un poco «friki» de la alimentación y estoy siempre mirando lo que como y bebo, para intentar estar «healthy», o sea recio y sano, pero accedí.

Cuando lo probé me sorprendió mucho su sabor. Era diferente al típico té Roibos pero tenía el mismo color y le pregunté si me había puesto alguna cosa dentro porque la textura también era distinta y tenía gas.  Ella me respondió que era té Kombucha. Miré alrededor con cara de bobo y vi que mucha mas gente estaba consumiendo el mismo té.

Me callé y contesté con un lacónico:

-¡claro, sí!- como si supiera que me decía.

Voy a explicar a los lectores de Nutrimarket que es el té Kombucha y porque lo he empezado a introducir en mi dieta.

Para empezar, el té Kombucha tiene un montón de beneficios en la dieta fitness.  Es prebiótico y ayuda mucho más que el té normal, al buen funcionamiento de nuestra flora bacteriana.

Las imágenes de cómo se fabrican, pueden no ser tan halagüeñas, ya que se utiliza una cepa de un hongo que se le denomina hongo milenario. Tiene la capacidad de auto-regenerarse y no muere en condiciones normales, con lo cual se puede fabricar en tu propio domicilio y beneficiarse del mismo.

Beneficios del té Kombucha:

  • Anticancerígeno: Se debe a los polifenoles y disminuye las posibilidades de sufrir este mal del siglo XX y XXI.
  • Favorece la pérdida de peso y ayuda a regular la glucemia en pacientes diabéticos. Aunque los estudios aún no son totalmente concluyentes para afirmar categóricamente que es una anti-diabetes. Hay muchas esperanzas a su favor y anecdóticamente se ha observado, en las zonas de Asia que se consume con mayor asiduidad, una menor cantidad de diabéticos, según estadística.
  • Es probiótico y ayuda a mantener la flora endógena sana y funcional.
  • Es alto en polifenoles y catequizas, muy eficientes antioxidantes que protegen el ADN del daño oxidativo
  • Disminuye la hepatoxicidad (por su capacidad antioxidante antes mencionada). Ayuda a eliminar los tóxicos y depurar también los riñones. Esta capacidad de desintoxicar y limpiar el cuerpo se debe al contenido de ácido glucurónico presente en el té kombucha, el ácido más importante involucrado en la eliminación de toxinas.
  • Recientes estudios relacionan la ingesta de esta bebida con una mejora en los niveles de colesterol y la relación HDL y LDL, o lo que es igual entre el bueno a mejor y el malo bajándolo.

Así que concluyendo ya sabéis si os ofrecen un poco de Kombucha probar, vuestra salud y paladar os lo agradecerán.»

 

Artículo de Juan Castrejón.

Kombucha el té milerario
4 (80.18%) 218 votos