¿Qué es el ardor de estómago?

El ardor de estomago o acidez estomacal es a molestia que se produce en el estómago, después de las comidas, a causa de la ingesta de ciertos alimentos.  Los ácidos que se producen en el estómago, son los responsables de producir la quemazón en el estomago y esófago, la molestia y el dolor que lo acompaña.

La encargada de evitar que este reflujo suba, es una válvula que, de forma normal permanecería cerrada, pero en ocasiones puede no hacerlo del todo y dejar que estos ácidos pasen.

Un gran número de personas lo han padecido al menos alguna vez en su vida. En caso de que su aparición de forma frecuente, entre 2 y 3 veces a la semana, se recomienda consultar con un profesional ya que podría estar causando daños severos al estómago.

¿Qué alimentos provocan su aparición?

Hay una gran variedad de alimentos, que, con un consumo moderado según la persona, ya que puede variar el grado de acidez producida, es aconsejable reducir o disminuir la ingesta de ellos.

Los más destacables son los siguientes:

Alimentos fritos:

como patatas, comida rápida o simplemente si es utilizado como método de preparación de pollo, pescados etc. contribuye a que la producción de ácidos en el estómago sea mayor, así como el vaciado de estomago se produzca mucho más lento.

Alimentos ricos en grasas:

A pesar de que ciertos tipos de grasas son saludables, debido a su contenido en ácidos grasos esenciales, es el macronutriente que más lento es digerido. Se recomienda evitar o disminuir el consumo de ciertos embutidos, lácteos que contengan una gran cantidad de grasa, como la mantequilla.

El tomate:

El tomate, es ácido, lo que aumenta la producción de ácidos. No solo se incluye el tomate natural, sino sus variantes y derivados, ya sea en salsas, natural, aplicado en recetas etc.

Frutas ácidas:

Como el limón, el kiwi o las naranjas. Es recomendable escoger otro tipo de frutas o al menos, moderar su consumo.

El picante:

Especialmente en las personas que no estén acostumbradas, e incluyan el picante como algo habitual, puede irritar el estomago y producir como consecuencia un mayor reflujo.

El café:

Puede irritar el estómago y producir acidez. Sabemos que hay personas que no pueden comenzar su día sin una taza de café. Se recomienda moderar su toma y no abusar.

Alcohol:

A pesar de sus efectos nocivos que ya conocemos, favorece la producción de ácido en el estómago e irritación.

¿Cómo evitar o disminuir su aparición?

  • Evitar o moderar el consumo de los alimentos mencionados en la lista anterior.
  • No tumbarse inmediatamente después de las comidas principales: dejar pasar de media hora a 1 hora como mínimo con el objetivo de
  • Infusiones: aquellas que tengan efecto antiinflamatorio, como, por ejemplo, el jengibre, la menta poleo o el poleo blanco que poseen propiedades digestivas.
  • Mantener un estilo de vida saludable: mantener el peso en rangos saludables, evitar el sobrepeso ya que puede favorecer su aparición. También, mantenerse activo físicamente a lo largo del día.
  • Existen medicamentos para combatir la acidez. En este caso, se recomienda consultar antes con su medico o un profesional de la salud.
  • Complejo de enzimas digestivas: que contribuyan a una mejor digestión de los alimentos.