Suplementos protectores de articulaciones

La práctica de deporte u otra actividad física, puede desencadenar en lesiones
musculares y articulares, debido a una mala ejecución en la realización de los ejercicios
o por sobrecargas debido al alto kilaje usado en deportes de fuerza o la alta intensidad
de la actividad realizada.


Las articulaciones son estabilizadas activamente por los músculos y en modo pasivo
por los tendones y por los ligamentos. Las lesiones articulares son normalmente unas
lesiones agudas aunque a veces pueden ser secundarias a patologías que han alterado
en precedencia las estructuras articulares en modo repetitivo. Los traumas agudos
articulares obviamente pueden provocar lesiones secundarias a las estructuras
estabilizadoras.
Las lesiones articulares agudas son:
Contusión: son causadas por traumas directos contra las superficies articulares.
Distorsión: se trata de una transitoria pérdida de contacto entre las dos superficies
articulares con consiguiente estiramiento o lesión parcial de los ligamentos y/o de la
cápsula articular. Pueden ser provocadas la mayor parte de las veces por un trauma
directo contusivo y otras veces por traumas indirectos.
Luxación: se entiende una pérdida de contacto completa y permanente de las dos
extremidades articulares acompañadas por una lesión más o menos grave de las
estructuras cápsulo-ligamentosas.
Sub-luxación:se entiende una pérdida de contacto incompleta y permanente de las
dos extremidades articulares.

¿QUÉ PROTRECTORES DE ARTICULACIONES USAR?

SULFATO DE GLUCOSAMINA: es una importante sustancia natural hallada en el
cuerpo, aunque también se encuentra presente en otros lugares de la naturaleza. Este
tipo de líquido rodea las articulaciones permitiendo el buen funcionamiento de las
mismas, además existen otros usos avalados por la ciencia que indica que este
importante elemento es muy efectivo para diversos usos. Aunque es cierto que
la glucosaminano puede curar la artrosis si puede dar mejor calidad de vida gracias a
sus efectos positivos sobre el organismo. Los dolores en las articulaciones se
disminuyen ampliamente puesto que sus efectos actúan desde el interior protegiendo
e hidratando las articulaciones. En lugar de camuflar las molestias, como generalmente
hace la medicina convencional, la glucosaminarealmente repara y protege las
articulaciones. Aunque es cierto que sus efectos son más lentos, los resultados a corto
plazo son impresionantes.

SULFATO DE CONDROITINA: es una sustancia química que generalmente se encuentra
en el cartílago, alrededor de las articulaciones, y se le atribuyen propiedades de
elasticidad en el cartílago. Se obtiene a partir de fuentes animales, como por ejemplo
del cartílago de las reses y del tiburón en el caso de Japón.

CARTÍLAGO DE TIBURON: es un lubricador articular. El líquido sinovial se ubica entre
las articulaciones y actúa como amortiguador al realizar movimientos. La práctica
habitual de ejercicios permite que el líquido sinovial se distribuya a través de las
articulaciones de manera uniforme. Por cuanto, previene inflamaciones y dolores. Esta
sustancia es producida a gran escala y al combinarse con un incremento en la actividad
física, se logra una mayor lubricación en las articulaciones.

METILSULFONILMETANO: El MSM se usa por vía oral o se aplica en la piel para aliviar
el dolor crónico, para la osteoartritis, la inflamación las articulaciones, la artritis
reumática, la osteoporosis, la inflamación articular (bursitis), la tendinitis, inflamación
en los tendones (tenosinovitis), para el dolor musculo- esquelético, para los calambres
musculares, una condición en la cual la piel se vuelve rígida llamada esclerodermia, las
cicatrices, las estrías, para la caída de pelo, las arrugas, para la protección contra el
viento y las quemaduras de sol, para las inflamaciones de los ojos, para higiene oral,
para la enfermedad de las encías, para las heridas, cortaduras y abrasiones y para
acelerar la cicatrización de las heridas.

COLÁGENO HIDROLIZADO: es también un componente de proteína esencial en los
huesos, tendones y cartílagos. La osteoporosis una condición del hueso frágil debido a
la reducción de la masa ósea, lo que hace a las personas muy sensibles a las fracturas,
no importa cuán pequeño sea el accidente. El consumo decolágenoayuda a prevenir
esta enfermedad.

ÁCIDO HIALURÓNICO: como complemento alimenticio es un genial reconstituyente de
cartílagos. Además, fomenta la producción de colágeno natural lo que también lo
convierte en un suplemento ideal para luchar contra el envejecimiento general de la
piel. Las personas mayores de 40 años pueden notar mejoría y un refuerzo continuo. A
partir de los 50 años aporta lo necesario para reducir el envejecimiento prematuro de
las articulaciones.
Aplicado en medicina de rehabilitación funciona muy bien para la osteoartritis,
problemas de movilidad en las articulaciones, entre las que se incluye un tratamiento
con muy buenos resultados para la rodilla. Además, es un reconstituyente y nivelador
fenomenal del líquido sinovial que permite el movimiento sin fricciones.
En este campo sus mayores aplicaciones son para mejorar el movimiento de las
articulaciones dañadas por el desgaste así como por anomalías que producen dolores
articulares. Es una pieza fundamental en algunos tratamientos para personas con
artritis y enfermedades reumáticas. En general, para estos casos su administración es
mediante inyecciones, en su forma reticulada, y beneficia eliminando el dolor y
permitiendo una movilidad mejor de las personas afectadas en las articulaciones.
ACEITE DE LINAZA: Algunas personas encuentran que los suplementos ayudan a aliviar
los síntomas de la artritis reumatoide, y el aceite de linaza es un tal suplemento. De
acuerdo con artritis hoy, la linaza contiene un ácido graso omega-3 llamado ácido alfa-
linolénico. Los ácidos grasos omega-3 son conocidos por sus propiedades anti-
inflamatorias y pueden ayudar a aliviar la hinchazón y la inflamación asociados con la
artritis reumatoide, aunque los resultados del estudio son contradictorios. Se
necesitan más estudios por hacer para explorar los beneficios definitivos de aceite de
linaza para la artritis reumatoide.

RAÍZ DE GENGIBRE: El jengibre es conocido por ser un remedio natural para calmar los
dolores de la artritis, los dolores musculares e incluso los dolores menstruales de
forma natural. Tiene propiedades antiinflamatorias y además, es un diurético muy
efectivo que ayuda a eliminar el exceso de líquidos. La raíz del jengibre es la parte más
utilizada como calmante y antinflamatorio. Puedes encontrarlo fácilmente en cualquier
verdulería o supermercado.

RAÍZ DE CÚRCUMA: tiene propiedades antioxidantes y anti-inflamatorias que pueden
ayudar a controlar los síntomas de la osteoartritis y la artritis reumatoide. La cúrcuma
sirve para reducir el dolor, la inflamación y la rigidez de las articulacionesprovocados
por la artritis reumatoide y la osteoartritis.

QUERCETINA Y BROMELINA: ambas tienen propiedades antiinflamatorias.

 

Alberto González, artículo semanal.

5/5 - (352 votos)

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad