Las agujetas son uno de los mayores enemigos de cualquier deportista, sobre todo cuando se está empezando a practicar deporte de forma más seria o después de hacer un parón, ya sea por lesión o por vacaciones. Todos y todas habréis sufrido en algún momento esos molestos dolores que aparecen el día después de entrenar, y que te convierten en una persona que no es capaz ni de ponerse una camiseta sin sufrir. Debido a que es un problema que afecta a cualquiera, las propuestas para remediarlo son muy numerosas: desde la clásica agua con azúcar hasta otras más novedosas. Sin embargo, la verdadera clave está en la alimentación.

Desde NutriMarket vamos a hacer un repaso a los hábitos alimenticios que pueden lograr reducir notablemente el impacto de las agujetas. No os asustéis, porque nosotros solo vamos a informar sobre qué tipo de alimentos y de nutrientes necesitáis ingerir, así que podréis elegir el que más os guste entre todos los que reúnan esas características.

La importancia capital de la alimentación en el deporte

Antes de entrar a enumerar y explicar los motivos que hacen que ciertos nutrientes eviten las agujetas, creemos que es necesario hacer una introducción sobre el papel que tiene la alimentación en todo lo relativo al rendimiento físico. De esta forma, será más sencillo que entendáis que una buena dieta puede ser el remedio a casi cualquier problema deportivo.

“Somos lo que comemos”, dice la sabiduría popular, y como bien demuestran muchos refranes, son pocas las veces que se equivoca. La realidad es que todo nuestro organismo funciona gracias a los nutrientes que le aportamos con la alimentación. Cualquier actividad que te puedas imaginar conlleva, siempre, un proceso orgánico mediante el cual se transforman dichos nutrientes en diferentes tipos de energía, que impulsa nuestras células y tejidos. Esto ocurre tanto para un movimiento físico como saltar, como para la concentración o la velocidad de pensamiento.

Teniendo esto en cuenta, imaginad la enorme importancia que adquiere la dieta para el mundo del deporte. La actividad física necesita que todo el cuerpo esté enfocado en ella, ya que pone al organismo en una situación de máximo rendimiento; por ello, sin una buena alimentación, habrá elementos que no funcionen de forma óptima, imposibilitando alcanzar todos los resultados a los que se podría llegar.

En definitiva, la alimentación es uno de los factores más importantes a la hora de lograr rendir físicamente al máximo. Y con las agujetas pasa exactamente lo mismo: si cuidas tu dieta y la adaptas a tus entrenamientos, lograrás reducirlas.

Los mejores nutrientes contra las agujetas

Las agujetas son, simple y llanamente, pequeñas microrroturas que se producen en las fibras musculares. Esa es la razón por la que aparecen con más impacto en los primeros entrenamientos después de llevar mucho tiempo sin actividad, ya que los músculos no están acostumbrados al ejercicio y sufren las consecuencias.

Por lo tanto, hay que centrar los objetivos alimenticios en dos factores: primero, combatir la inflamación resultante de dichas microrroturas, y segundo, ayudar al organismo a repararlas de la mejor forma posible. Afortunadamente, la naturaleza ofrece una serie de ingredientes que encajan a la perfección en estas dos condiciones.

Tomar alimentos con propiedades antiinflamatorias es una opción ideal, y no solo para combatir las agujetas. Las molestias musculares o articulares fruto de la inflamación pueden aparecer en cualquier momento, máxime en todas esas disciplinas de larga duración que exigen un esfuerzo de mucha intensidad. El abanico de posibilidades disponible en este caso es muy amplio: el jengibre, la canela, los frutos secos y, en general, cualquier cosa que contenga omega 3. Además, existen muchos complementos alimenticios centrados en el propio omega 3 y en otros compuestos que tienen beneficios antiinflamatorios.

En cuanto a la regeneración de las fibras musculares dañadas por el ejercicio físico, las proteínas son la solución. Este macronutriente es archiconocido por sus cualidades relativas a la mejora del rendimiento físico y el incremento del volumen muscular; no obstante, algunos de los aminoácidos que las conforman cumplen con tareas específicamente dedicadas a reparar y regenerar los tejidos musculares.

Sería imposible hacer una lista de todas las opciones existentes de incluir la proteína en la dieta: desde el pollo hasta el huevo, pasando por proteínas de tipo vegetal, otros tipos de carne, frutos secos, etc. Pero no es solo esta gran variedad, sino que, debido a que es un nutriente tan esencial para el deporte, existen cientos de suplementos plenamente centrados en él. Así, cada persona puede buscar el que más se ajuste a sus necesidades.

Por último, hay que hacer una mención especial a la hidratación. Estar correctamente hidratado es una condición esencial para que el organismo funcione y, lógicamente, esto gana una especial relevancia en el mundo del deporte, ya que la sudoración implica perder líquidos. Por muy buena alimentación que se tenga, si no se está bien hidratado, todos los esfuerzos serán en vano.

Cómo reducir las agujetas a través de la alimentación
5 (100%) 1 voto