Existe un fenómeno, que aparece de forma cíclica en el mundo del deporte, cuya influencia hace que la mayoría de los objetivos deportivos basculen hacia la búsqueda de una optimización en la quema de calorías. Si bien es cierto que se trata de una meta muy compartida durante todo el año, en momentos como este, inmediatamente posteriores a un período vacacional (Navidad), más y más personas intentan encontrar un entrenamiento que combata el exceso de calorías adquirido.

Correr es una de las mejores alternativas, tanto por su eficacia como por las facilidades que ofrece: puede realizarse en casi cualquier lugar, no necesita un gran desembolso en complementos —solo unas zapatillas especializadas y ropa de deporte—, permite entrenar con compañía y, además, es bastante adictivo. Sin embargo, hoy vamos a dirigirnos a aquellos deportistas que, por el motivo que sea, estén buscando una opción que no sea el running. Desde NutriMarket queremos ofreceros las cuatro disciplinas que más calorías queman.

La influencia de las metas más genéricas

Reducir la cantidad de grasa corporal, quemar calorías, mejorar la forma física o ganar algo de músculo son algunas de las metas más comunes a la hora de decidirse a empezar a llevar a cabo una rutina deportiva. Con el paso del tiempo y la profundización en el mundo de la actividad física, esos objetivos tan vagos se van perfilando y concretando en otros mucho más específicos. Ocurre en la gran mayoría de las ocasiones, pero no por ello debemos olvidarnos de aquellas premisas originales, porque fue su influencia la que provocó el cambio definitivo en nuestras mentes.

El hecho de que sean tan genéricas ayuda, por otro lado, a que nunca se aparten del todo, ya que siempre estarán en el fondo de los planes de entrenamiento, como beneficios colaterales. De la misma forma, y como ya se ha mencionado en la introducción, sirven como puente de transición entre los períodos de descanso —ya sean por ocio, decisión personal o por obligación— y el regreso a la rutina deportiva. En esos momentos, volver a las metas más sencillas es una forma perfecta de romper poco a poco la barrera de la pereza.

El mes de enero explica de maravilla las razones por las que esto ocurre. Tras algunas semanas festivas en las que no solo se ha reducido —o detenido, directamente— el ritmo de entrenamiento, sino que se han multiplicado los excesos en comida, bebida y fiesta, la mente necesita centrarse en un objetivo simple, fácil de seguir. Lógicamente, quemar todas las calorías sobrantes es la motivación más útil, por lo que muchas personas se agarran a ella con firmeza. Y así es como se convierte en una meta que aparece de forma cíclica.

Cuatro disciplinas ideales para quemar calorías

Hay muchísimos textos que ayudan a mejorar la experiencia del running, algo entendible si se tiene en cuenta que se trata de una actividad muy mayoritaria. No obstante, aquellas personas que prefieren otras disciplinas se encuentran un poco huérfanas en este sentido. A continuación, vamos a enumerar cuatro tipos de trabajo físico con una capacidad de quemar calorías altísima, que no tienen nada que envidiarle a la carrera continua. De hecho, pueden superarla en diversos aspectos.

  1. Ciclismo. Si consigues establecer una rutina sólida con tu bicicleta, alcanzando un ritmo de trabajo intenso, puedes llegar a quemar cantidades sorprendentes de calorías. Para que os hagáis una idea, con una media de velocidad que oscile por encima de los 30km/h, os podéis librar de más de 600 calorías en tan solo 30 minutos. Además, es un deporte fantástico si te gusta disfrutar de la naturaleza y también puede practicarse en compañía.
  2. Natación. Muchos expertos coinciden en que nadar es una de las actividades más beneficiosas para el cuerpo humano. En todos los sentidos. Sus ventajas van desde la tonificación de todos los músculos más importantes hasta el tratamiento de lesiones de diversa índole, pero también cuenta con un gran poder de quema de calorías: 400 en media hora de trabajo intenso.
  3. Saltar a la comba. Es una actividad que a veces relacionamos exclusivamente con los niños y las niñas, pero la realidad es que es uno de los mejores entrenamientos de cardio. Tiene una dificultad muy elevada, ya que necesita de una coordinación bien pulida, pero si se llega a dominar puede ofrecer un ritmo de quemar calorías similar al de la natación.
  4. Boxeo. Cada vez es más común la aparición de disciplinas que adaptan el boxeo al fitness. El objetivo es hacer mucho más accesible este deporte para todo el mundo, evitando la necesidad de golpear a un rival. Boxear es una actividad que quema calorías a una velocidad sorprendente, porque te obliga a estar completamente activo; llega a las 400 calorías perdidas en 30 minutos.
Las disciplinas deportivas que más calorías queman
5 (100%) 1 voto