Este artículo trata acerca del mantenimiento de la musculatura en adultos de mediana edad que pretenden definir. Generalmente, los adultos de más de 40 años siempre han preferido andar rápido al entreno con pesas, pero algunos estudios realizados recientemente, como el obtenido por el doctor Kristen Beavers en la universidad de Wake Forest, sugirieron que entrenar con pesas podría ser una mejor opción que la tradicionalmente adoptada.

Los estudios están encaminados a buscar una fórmula lo más efectiva y científica para encontrar una respuesta a la pregunta. Los sujetos sometidos a las pruebas fueron tres adultos entrenados mediante cargas+dieta y, por contra, adultos obesos+cardiovascular y adultos que solo cuidaron su alimentación.

Voy a centrar la atención en los dos primeros, ya que el tercero fue el que obtuvo los resultados más pobres y menos sostenibles en el tiempo.

Los resultados y el estudio

La base fue dieta de restricción calórica en combinación con entrenamiento guiado en máquinas de resistencia. Se obtuvo menor pérdida de masa muscular y una pérdida más significativa de grasa que el grupo que solo hizo dieta y caminó en cinta por 40 minutos diarios.

Estos tuvieron una pérdida de un 20% de músculo más en comparación al grupo que hacía pesas. El grupo que hizo pesas tenía menos posibilidades de tener lesiones de rodilla asociadas a la carrera o al caminar rápido que el grupo que hacía solo cardio, andando o corriendo en cinta.

Lo más interesante es que se preserva masa muscular y se mejora la calidad ósea lo cual tiene un doble impacto en la salud a nivel metabolismo y funcional. Las conclusiones que han dado a la luz esta investigación y diversas otras, realizadas en los últimos tres años, son concluyentes: es más efectivo el entreno con cargas que el aeróbico en combinación con una dieta de restricción calórica.

Además, los adultos que empezaron el plan de restricción calórica y solo andaban tendían a, una vez haber perdido el peso, volverlo a recuperar y no la masa muscular, sino en forma de tejido adiposo. Mientras que, por el contrario, aquellos que empezaron el entreno con cargas se mantenían más estables e incluso lo incluían como hábito de vida una vez finalizados 18 meses del programa.

Las principales conclusiones

Se puede apreciar que, si queremos estar sanos, no nos vale con comer menos una vez llegados a una edad. Tampoco vale con andar un poco, como siempre nos han recomendado, es más beneficioso el tener un conjunto de hábitos de vida saludables en los que se incluye el levantar pesas tres veces por semana, sin descuidar el ejercicio cardiovascular, como puede ser la natación. La clave está en poner vida a los años que vamos cumpliendo.

Como entrenador recomiendo que, si nunca has practicado ninguna disciplina deportiva, te pongas en manos de un especialista de la salud y un entrenador cualificado para que fundamenten las bases y así evites lesiones en la práctica del deporte. También es recomendable utilizar una dieta que sea lo más acertada y saludable posible.

Juan Castrejón.

Salud a partir de los 40. ¿Cardio o pesas?
5 (100%) 1 voto