No cabe duda de que la proteína es el macronutriente por excelencia dentro del mundo del deporte. La mayoría de empresas de suplementación dedican gran parte de su catálogo a productos proteicos, mientras que cualquier dieta deportiva pone mucho énfasis en la cantidad exacta de proteínas que hay que ingerir. Este protagonismo provoca que surjan muchas opiniones diferentes sobre las propiedades de las proteínas, llegando incluso a generar ideas que no son del todo reales.

De esta manera, los expertos en materias como la nutrición o la biología dedican estudios completos a reafirmar o desmentir las creencias que rodean a las proteínas. Hoy vamos a hablar de algunas de estas investigaciones, concretamente las que se han enfocado hacia el factor temporal. Es decir, aquellas que buscan evidencias científicas sobre cuándo es el mejor momento para tomar un suplemento proteico según los objetivos que persiga cada uno.

El beneficio más conocido de la proteína, y aquel que la ha colocado como un ingrediente clave a la hora de mantener una dieta de nutrición deportiva, es su capacidad para facilitar al organismo la tarea de aumentar su masa muscular. No obstante, también han surgido algunos indicios sobre la importancia de la proteína en la pérdida de peso.

Teniendo claras estas dos propiedades, las dudas empiezan a aparecer en el momento en el que uno adquiere su suplemento y piensa: ¿cuándo me lo debo tomar?

Son múltiples los estudios* que han tratado de resolver esta duda, intentando encontrar evidencias que indiquen si existe un momento idóneo o, simplemente, con aportar la cantidad necesaria ya es suficiente.

*Todas las investigaciones que se van a enumerar a continuación tienen como base innegociable la práctica deportiva intensa y constante. Introducir el ejercicio físico en el día a día es necesario para poder empezar a pensar en los beneficios de las proteínas. Si no se cumple esa condición, ningún suplemento puede ayudarte a ganar masa muscular ni perder peso.

Para ganar masa muscular

Está claro que aportar un extra proteico ayuda al organismo a aumentar el volumen de masa muscular. Las razones son varias, y abarcan desde la protección de las fibras musculares frente al deterioro del catabolismo hasta la mejora de las tareas de regeneración de dichas fibras tras el ejercicio, pasando por el beneficio más obvio:la nutrición del propio músculo.

Sin embargo, la ciencia no ha logrado aún desvelar, con la precisión necesaria, si existe una relación directa entre el momento de tomar el suplemento proteico y la efectividad en las labores de construcción de masa muscular.

Estudios de la International Journal of Sport Nutrition and Exercise Metabolism y la Journal of the International Society of Sports Nutrition no encontraron ningún tipo de enlace que pudiera sugerir que el factor temporal influya en la eficacia de la proteína como aumentador del volumen de masa magra.

Por otra parte, la Journal of Physiology junto con un estudio más reciente de la Journal of the International Society of Sports Nutrition, sí desvelan un momento idóneo para aumentar los beneficios de la proteína: justo después de realizar la sesión de entrenamiento.

Hasta que la balanza no se desequilibre para alguno de los dos lados, lo único que queda meridianamente demostrado es que, si tu objetivo es aumentar tu volumen muscular, debes incrementar tu nivel de ingesta de proteínas hasta la cantidad que te sugiera el experto en nutrición que se esté ocupando de tu dieta.

Para perder peso

Aunque es una propiedad menos ligada a las proteínas, cada vez salen al mercado más productos que, basándose en este macronutriente, aseguran mejorar el control del peso corporal. Poco a poco irán publicándose más investigaciones que revelen las razones que hay detrás de esta tendencia, pero hay una que, bien utilizada, puede ser de mucha ayuda: la sensación de saciedad.

Complementos alimenticios como las barritas proteicas son ideales para evitar esa mala costumbre de picar entre horas. Por ello, la composición de estos productos es muy rica en proteínas y baja en todo lo demás. De esta forma, el mejor momento de tomarlos es entre comidas o antes de comer.

Un estudio de la revista Advances in Nutrition sugiere que tomar este tipo de tentempiés altos en proteína puede hacer que una persona reduzca la cantidad de calorías ingeridas en la siguiente comida.

Las evidencias son escasas en número, pero suelen coincidir en que se trata de beneficios reales. Por ello, lo mejor es buscar el momento idóneo para cada persona, ya que nadie te conoce mejor que tú mismo.

¿Existe un momento idóneo para tomar suplementos proteicos?
5 (100%) 1 voto