El ácido alfa lipoico o R- ala es un ácido graso que se encuentra en todas aquellas las células existentes en nuestro organismo.

Es un potente antioxidante que combate las células de radicales libres.

El cuerpo los utiliza como sistema de defensa, impidiendo que estos radicales libres desencadenen cadenas de células que pueden sen dañinas y provocar distintas enfermedades, por ejemplo, Parkinson, Alzheimer, cardiopatías…

Una característica bastante particular de este ácido graso es que es liposoluble e hidrosoluble.

Esto quiere decir que puede actuar en todo el cuerpo, tanto en medios acuosos como grasos. ALA permite su actuación en lugares a los que la mayoría de los antioxidantes no son capaces de llegar, dado que barreras de agua o bases de grasa obstaculizan su camino.

Nuestras ofertas de suplementos R-ALA


El ALA puede producirse de manera natural en el organismo o ser administrado mediante la dieta o suplementación.

En los alimentos:

Podemos encontrar de manera natural en:

-Verduras y hortalizas de hoja verde: coliflor, brócoli, espinacas.

-De origen animal: víceras,, corazón, riñon.

-Semillas de lino, levadura de cerveza, germen de trigo.

Brócoli nutrientes

Dosis

Si se decide suplementar con este ácido graso, la dosis segura es de entre 50 y 600 miligramos al día. Es una cantidad muy variable y se recomienda consultar con un especialista debido a que personas sanas pueden beneficiarse de sus características con cantidades menores, y personas diabetes o con determinado tipo de patologías necesitarán mayores cantidades.

No se recomienda su consumo de manera exógena en personas que presenten deficits de tiamina, ya que puede dificultar su absorción.

Funciones

Cuando el ALA entra en el cuerpo se une a determinadas proteínas y ayuda a mejorar el metabolismo. Afectando de manera positiva a la transformación de hidratos de carbono en energía.

Este ácido graso puede ser tomado a través de suplementación, alimentos naturales o incluso nuestro cuerpo puede producirlo.

Tiene la capacidad de regenerar la vitamina C y E que hayan sido oxidadas. Reduce la producción de citoquinas y factores inflamatorios.

De manera natural, el organismo es capaz de producir la suficiente cantidad de ALA para llevar a cabo todas las funciones.

También, actúa incrementando los niveles de antioxidantes endógenos como la coenzima Q10 o el glutatión.  Ayuda a combatir el estrés oxidativo producido por el ejercicio físico intenso, y consigo la fatiga, reducción de fuerza e incluso afectar a las proteínas miofibrilares.

Se encuentra en distintas concentraciones dentro de órganos y tejido muscular.

Propiedades

-Se conoce al ALA como antioxidante universal.

-Sinergia con otros antioxidantes.

-Estimula la producción de glutatión.

-Contribuye al mantenimiento de bienestar general.

En el  ámbito deportivo.

La capacidad del organismo de producir energía disminuye con el paso de los años. La suplementación de ALA, o incremento de su consumo, ayuda a incrementar la actividad mitocondrial.

Esto curre debido a que estimula un transportador llamado Glut 4 de glucosa a las células que forman la masa muscular.

Esta mejora del uso de nutrientes y sensibilidad a la insulina tiene como resultado una mejora de rendimiento deportivo e incremento de masa muscular.

Regulación de insulina.

El ácido alfa lipoico y su efectividad en el control de diabetes han sido confirmados por diversos estudios. Mejora la respuesta y la sensibilidad a la insulina e inhibe la transformación a sorbitol de la glucosa y galactosa.

El sorbitol es uno de los responsables de la causa de patologías en personas diabéticas, como, por ejemplo, una de las más comunes, las cataratas.

Regulación insulina

Su papel en el metabolismo.

Se ha demostrado la relación directa del ALA para prevenir posibles alteraciones en el metabolismo, por ejemplo, aquellas relacionadas con el sobrepeso y obesidad debido a la sensibilidad a la insulina e incremento de una sustancia llamada adiponectina (antiinflamatoria y antiroterogénica) y la cual suele encontrarse disminuida considerablemente en personas con síndrome metabólico, obesidad o diabetes tipo 2.

Otra función, relacionada con el metabolismo energético es la capacidad de incrementar la producción de glutatión, otro tipo de antioxidante.

Sistema cardiovascular y neurológico.

El ácido lipoico tiene propiedades neuro protectoras. Es por ello que se han comprobado en diversos estudios la mejora de memoria, protección del cerebro frente a ciertos componentes tóxicos, y reducción de la severidad de patologías como Parkinson o Alzhéimer.

El ALA, como se ha mencionado, puede regenerar otras vitaminas como la E, que contribuye al mantenimiento de la salud cardiovascular. Por si solo, tiene cualidades que mejoran la función cardiovascular debido a que reduce la presión arterial, el colesterol LDL y triglicéridos.