Las dietas veganas son una opción que cada vez eligen más y más personas en todas las partes del mundo. Hoy en día se han convertido en uno de los temas centrales en torno a los que giran los debates sobre las posibles soluciones a una crisis climática que está alcanzando cotas muy altas de gravedad. Eliminar los productos de origen animal de los estándares de alimentación supone una reducción drástica y muy importante de las emisiones contaminantes, ya que el sector ganadero es responsable de prácticamente la mitad de ellas.

Son muchas las personas que tienen el deporte como una actividad importante en sus vidas y, por ello, se replantean si pasarse a un tipo de alimentación solo vegetal repercutirá de forma negativa en su rendimiento. Hoy, en NutriMarket, vamos a analizar las razones que hacen que las dietas veganas sean recomendables para deportistas, hasta tal punto que muchos atletas de élite ya están empezando a utilizarlas.

Elegir una buena alimentación es clave

La relación entre la alimentación y el deporte es una de las más importantes dentro del mundo de la actividad física, ya que de ella depende, en gran medida, el rendimiento y los resultados obtenidos en entrenamientos y competiciones. El organismo necesita combustible para funcionar a su máximo nivel, y este debe ser de calidad y aportar los nutrientes en sus proporciones óptimas.

La nutrición deportiva se encarga de analizar y configurar planes de alimentación que se enfoquen en facilitar los objetivos según las necesidades y las características personales de cada deportista. La efectividad que se logra alcanzar cuando se sigue una dieta adecuada es sorprendente, hasta tal punto que la enorme mayoría de los atletas profesionales de élite cuentan con nutricionistas en sus equipos.

Fruto de esta relevancia tan notable, la industria de la nutrición deportiva siempre está buscando innovaciones que la hagan avanzar, porque sus clientes demandan mejores resultados que les hagan crecer como profesionales. También surge la necesidad de ir adaptándose a la sociedad, y la aparición de las dietas veganas tiene mucho que ver con esto.

Como ya se ha explicado, uno de los aspectos que demuestran el compromiso de cualquier persona con la salud del planeta es el cuidado de su alimentación, reduciendo al máximo el consumo de productos cárnicos. Cuando esta realidad se ha ido haciendo más y más evidente, las dietas veganas se han postulado como una opción ideal para un número de personas que crece exponencialmente, en el que se incluyen todo tipo de perfiles. Y la relación tan estrecha del deporte con la alimentación hace que muchos deportistas formen parte de esta tendencia.

Las ventajas de las dietas veganas en el ejercicio físico

Numerosos investigadores se han dado cuenta de que existe la necesidad de estudiar las posibilidades que ofrecen los alimentos vegetales en términos de rendimiento físico. Tras demostrar que los beneficios para la salud son una de las claves de este tipo de alimentación, toca realizar trabajos que se centren más en aspectos concretos, y los resultados han sido también muy positivos.

Empezando por la joya de la corona de la nutrición deportiva, las proteínas, llega la primera sorpresa. Cuando este macronutriente procede de una fuente de origen vegetal, su valor biológico es muy alto y suele ir acompañado, en mayor medida, de fibra y carbohidratos de tipo complejo. Ambos elementos cuentan con importantes beneficios para el organismo del atleta, y el hecho de que los hidratos tengan una estructura compleja se traduce en un impulso energético más prolongado, que favorece directamente cualidades como la resistencia física.

En esta misma línea argumental, la presencia de carbohidratos complejos –más allá de los que acompañan a las proteínas- en ingredientes vegetales es mayor.

Teniendo en cuenta solo estos dos primeros puntos, los beneficios de la alimentación vegana para la vida deportiva se hacen innegables. Combinar proteínas de alto valor biológico con hidratos de carbono especialmente adecuados para la actividad física mejora el rendimiento a prácticamente todos los niveles. Sin embargo, hay más ventajas.

La grasa es uno de los mayores enemigos de la salud deportiva, y una parte muy mayoritaria de las dietas tienen como objetivo la eliminación de los ácidos grasos que se acumulan en el organismo. Cuanta menos grasa corporal, mejores cualidades atléticas; y los alimentos vegetales son, en general, mucho menos grasos que los que proceden de origen animal.

Por último, hay que hablar de las propiedades antioxidantes que ofrecen muchos de los compuestos que forman parte de los vegetales. Se trata de un factor beneficioso para la salud en general, pero con mucha más incidencia en el caso de las personas que practican deporte de forma asidua e intensa, ya que sus organismos están más expuestos a los perjuicios de los radicales libres.

Es decir, las dietas veganas protegen en mayor medida frente a posibles problemas de salud derivados del estrés oxidativo y el envejecimiento celular. En definitiva, parece que no solo son una opción igual de válida que el resto, sino que cuentan con grandes ventajas que la colocan como una de las más interesantes.

Las ventajas deportivas de la alimentación vegana
Valora este articulo