¡Buenos días! En NutriMarket tenemos la firme intención de conseguir que todos nuestros clientes conozcan una variedad de ejercicios lo más amplia posible, para facilitar que puedan entrenar cualquier parte de su cuerpo y que cuenten con alternativas para no caer en la monotonía. Por ello, hoy ofrecemos una rutina especialmente diseñada para el core y los brazos que se realiza con fitball. Y es que, aunque muchas personas no lo crean, esta ‘pelota’ no solo sirve para yoga o pilates, sino que puede ser un instrumento muy valioso en fitness.

Aparte del interés que puede despertar un tipo de entrenamiento tan novedoso, una de las partes más positivas de estas pelotas es su versatilidad, ya que su forma y el material del que están hechas facilita su utilización para muchos objetivos diferentes. Prueba este circuito y diviértete con un entreno innovador.

Entrenar con fitball, una innovación interesante

Una de las cosas que más llaman la atención en lo relativo al fitness es que, si bien están surgiendo una infinidad de formas de entrenar diferentes gracias a la evolución de esta disciplina, los circuitos más clásicos siguen siendo el método dominante. Pelotas, gomas elásticas de diversos tipos, máquinas complejas encabezan una lista interminable de innovaciones que siempre suelen quedar superadas por las pesas y los aparatos de gimnasio tradicionales.

Realmente no tiene por qué ser un problema, ya que algunas personas no necesitan más que eso, pero es cierto que, en muchos otros casos, el desconocimiento hace que ni siquiera se plantee la posibilidad de utilizar herramientas diferentes. Un gran ejemplo es el fitball, esa pelota que, si no fuese por textos como este, se vería como un complemento reservado únicamente al pilates o el yoga.

Si en algún momento te ha llamado la atención su presencia en tu gimnasio, debes leer los cinco ejercicios que vamos a proponer a continuación, porque estamos seguros de que vas a disfrutar mucho con la original forma de entrenar que ofrecen. Además, se trata de una rutina que tonifica el core y, al mismo tiempo, fortalece los brazos.

Cinco ejercicios con fitball

Ejercicio 1. Túmbate bocarriba y apoya ambos pies en el fitball, manteniendo las piernas estiradas. Coloca los brazos, también estirados, apoyados en el suelo uno a cada lado de tu cuerpo para mantener la estabilidad. El ejercicio consiste en flexionar las rodillas mientras haces que el fitball ruede hacia ti con los pies, elevando la cadera en el proceso, hasta tener apoyadas las plantas de ambos pies en la superficie de la pelota. Vuelve a la posición inicial y repite 12 veces.

Ejercicio 2. Colócate con las manos apoyadas en el suelo y ambas piernas encima del fitball, de tal forma que tus codos estén estirados y haya una línea recta desde tus talones hasta tu cabeza. Es igual que la posición de flexiones o ‘push-up’, pero con las piernas elevadas encima de la pelota. El ejercicio consiste en flexionar tu pierna derecha, intentando llevar la rodilla hasta tu codo derecho; regresa a la posición inicial y repite el movimiento con la pierna izquierda hacia el codo izquierdo. 6 repeticiones con cada pierna.

Ejercicio 3. Colócate igual que en el ejercicio 2: posición de flexiones con las piernas encima de la pelota. Haz que el fitball ruede hacia ti mientras elevas las caderas, siempre manteniendo las piernas rectas. El objetivo es que tu torso quede completamente vertical, con las caderas justo por encima de la cabeza en línea recta, y solo las puntas de los pies apoyadas en la pelota. Debes mantener siempre las manos firmes en el suelo y los brazos estirados. Regresa a la posición inicial mientras ruedas la pelota y repite 12 veces.

Ejercicio 4. Túmbate bocarriba encima del fitball, con los pies apoyados en el suelo y las rodillas flexionadas en un ángulo aproximado de 90 grados. El ejercicio consiste en hacer abdominales en esa posición, con cuidado de no elevar demasiado el torso para no perder el equilibrio encima de la pelota. Debes hacer 20 repeticiones.

Ejercicio 5. Colócate igual que en los ejercicios 2 y 3: posición de flexiones o ‘push-up’ con las piernas encima del fitball. En este caso, el movimiento es igual al de una flexión clásica, y debes flexionar los brazos hasta que tu cabeza esté cerca del suelo y los codos tengan un ángulo de unos 90 grados. Repite 10 veces.

Circuito con fitball para tonificar brazos y core
Valora este articulo