Nueva semana, nueva receta en NutriMarket. Como todos los lunes, hoy ofreceremos a nuestras lectoras un plato sencillo y, sobre todo, muy beneficioso en términos nutritivos. Además, en este caso se trata de una receta apta para dietas vegetarianas, ya que vamos a preparar unas albóndigas de garbanzos y cebada.

El puerro, la cebolla, el ajo o la calabaza son algunos de los ingredientes que aparecen en esta deliciosa receta, cuyo sabor hará que se convierta en una de las mejores alternativas a las tradicionales albóndigas hechas con carne picada.

La creciente riqueza de las alternativas saludables

Una de las direcciones en las que más claramente se está enfocando la nutrición en los últimos tiempos tiene que ver con el hecho de ofrecer alternativas saludables a platos de todo tipo que, por unos motivos u otros, suelen quedar prohibidos en diferentes dietas. Un gran ejemplo son los regímenes vegetarianos, en los que se debe renunciar a cualquier receta con carne, por lo que se quedan fuera algunos de las comidas más tradicionales de nuestra dieta.

Estas albóndigas de cebada y garbanzos llegan para convertirse en la alternativa especial a la receta clásica. Ya sea porque eres una persona vegetariana o, simplemente, porque tu dieta te pide reducir el consumo de carne, encontrarás una solución perfecta en las próximas líneas.

Es posible que, de tanto escucharlo, tengas un pensamiento que te esté frenando de comenzar una dieta: la monotonía. Sin embargo, tanto esta receta como muchas otras son la demostración definitiva de que se puede acudir a una enorme variedad de platos sin tener que utilizar carne ni pescado en ninguno de ellos. De hecho, estas albóndigas tienen ingredientes como puerro, cebolla, ajo o calabaza que enriquecen muchísimo su sabor, dando lugar a una comida con un gusto delicioso.

Imprimir receta
Albóndigas de cebada y garbanzos con calabaza, cebolla y puerro
La alternativa perfecta a las albóndigas tradicionales, con un sabor delicioso gracias a su riqueza en ingredientes diferentes y una composición saludable.
albóndigas-cebada-garbanzo
Tiempo de preparación 40-45 minutos
Tiempo de cocción 20 minutos
Raciones
unidades
Ingredientes
  • 100 gramos Cebada en grano
  • 100 gramos Garbanzos
  • 200 gramos Calabaza pelada
  • 1 Cebolla
  • 1 Puerro
  • 2 dientes ajo
  • 2 Huevos
  • 2 gramos Bicarbonato sódico
  • 100 gramos Pan rallado
  • 80 gramos Queso rallado Opcional
  • 1/2 cucharilla Comino molido
  • 1/2 cucharilla Pimentón dulce
  • Hierbas provenzales
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • aceite de oliva
Tiempo de preparación 40-45 minutos
Tiempo de cocción 20 minutos
Raciones
unidades
Ingredientes
  • 100 gramos Cebada en grano
  • 100 gramos Garbanzos
  • 200 gramos Calabaza pelada
  • 1 Cebolla
  • 1 Puerro
  • 2 dientes ajo
  • 2 Huevos
  • 2 gramos Bicarbonato sódico
  • 100 gramos Pan rallado
  • 80 gramos Queso rallado Opcional
  • 1/2 cucharilla Comino molido
  • 1/2 cucharilla Pimentón dulce
  • Hierbas provenzales
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • aceite de oliva
albóndigas-cebada-garbanzo
Instrucciones
  1. La preparación de estas albóndigas empieza la noche antes de hacerlas, momento en el que debes dejar a remojo los garbanzos y la cebada en un recipiente. Deben estar un mínimo de cuatro horas, aunque lo ideal es que se queden toda la noche.
  2. Al día siguiente debes tirar ese agua, poner los garbanzos y la cebada en una olla exprés y volver a cubrirlos con agua. La cocción durará alrededor de 20 minutos (1 hora si es una olla normal).
  3. Mientras tanto, pica el ajo, los puerros, la calabaza y la cebolla en trozos pequeños.
  4. Calienta un poco de aceite de oliva en una sartén y echa la cebolla y el ajo para que se vayan pochando. Cuando hayan pasado unos minutos, añade a la sartén la calabaza y el puerro junto a una pizca de sal. Debes echar también la pimienta y el resto de especias. Pon el fuego a potencia baja y ve removiendo hasta que la calabaza esté prácticamente deshecha.
  5. Cuando los garbanzos y la cebada estén listos, déjalos escurriendo y, mientras tanto, bate un poco los huevos, no demasiado.
  6. Aplasta los garbanzos y la cebada hasta formar una pasta homogénea y échala en un recipiente. Añade las verduras, el huevo, el pan rallado y el queso (opcional). Si quieres, puedes ponerle una pizca de sal y pimienta antes de mezclarlo todo concienzudamente. El resultado debe ser una masa homogénea ligeramente húmeda.
  7. Moldea las albóndigas y ve cocinándolas, a fuego medio, en una sartén con aceite previamente calentado.

Albóndigas de cebada y garbanzos con calabaza, cebolla y puerro
5 (100%) 1 voto