Viernes, sofá, maratón de capítulos de tu serie favorita y… ¿no te falta algo? ¡Claro, la pizza! Desde que decidiste empezar a llevar una vida completamente sana, casi se te ha olvidado lo que disfrutabas de esas noches de relajarte y olvidarte de todo con uno de tus platos favoritos. Es una pena, pero la gran mayoría de caprichos culinarios con los que nos damos, de vez en cuando, un pequeño homenaje, tienen unas propiedades nutricionales incompatibles con dietas saludables o deportivas. O al menos, eso ocurría hasta ahora.

En NutriMarket sabemos lo importante que es poder desconectar de vez en cuando; dejarte llevar y apartar las obligaciones por un momento, y eso incluye la alimentación. Por ello, traemos las mejores recetas que, de una forma completamente saludable, te den la posibilidad de disfrutar de tus comidas favoritas. En este caso, nuestra elección ha sido una deliciosa pizza de espelta.

Los principales beneficios de este cereal son su riqueza en vitaminas y minerales, su composición de carbohidratos de absorción lenta y un aporte proteico de alrededor del 15%. Todo ello con una ausencia de grasas casi total.

Además, te vamos a enseñar a preparar la base de la pizza, así que cuentas con la libertad para completarla con los ingredientes que más te gusten o que mejor encajen con tus necesidades nutricionales. ¿Qué más quieres?

Imprimir receta
Pizza fitness de espelta integral
Ideal para los deportistas amantes de la pizza, con unas propiedades muy saludables.
Imagen pizza espelta
Tiempo de preparación 20 minutos
Tiempo de cocción 15-20 minutos
Raciones
personas
Ingredientes
  • 200 g Harina de espelta Integral
  • 1 cucharilla aceite de oliva Virgen Extra
  • 150 ml Agua
Tiempo de preparación 20 minutos
Tiempo de cocción 15-20 minutos
Raciones
personas
Ingredientes
  • 200 g Harina de espelta Integral
  • 1 cucharilla aceite de oliva Virgen Extra
  • 150 ml Agua
Imagen pizza espelta
Instrucciones
  1. Mezclar la harina de espelta con el aceite de oliva y el agua en un bol. El resultado de la mezcla tiene que ser una masa lo más homogénea y moldeable posible. En caso de que se rompa al moldearla, añade agua muy poco a poco hasta que veas que puedes manejarla con facilidad.
  2. Pon harina en una superficie para evitar que se pegue y coloca la masa encima. Con la ayuda de un rodillo, extiéndela hasta darle la forma de una base de pizza. Puedes darle la forma que más te guste.
  3. Con la masa extendida, añade todos los ingredientes que te apetezcan. Recomendamos utilizar tomate y mozzarella para la primera capa, pero si tu dieta no te permite alguno de ellos, se pueden sustituir por lo que tú quieras. La libertad es uno de los puntos más positivos de esta receta.
  4. Precalentar el horno a unos 180 grados (esto también puede hacerse mientras se añaden los ingredientes a la masa). Cuando esté listo, hornear la pizza durante 15-20 minutos.
Notas de la receta

Repite esta receta una y otra vez, experimentando con la libertad de ingredientes que permite. Nunca te cansarás de crear nuevos sabores para tu pizza fitness de espelta.

¡Buen provecho!


Pizza fitness de espelta integral
5 (100%) 1 voto