¿Qué es la condroitina?

La condroitina es una sustancia natural que produce nuestro organismo, que juega un rol fundamental en las articulaciones, cartílagos, tendones etc., es decir en los diferentes tejidos conectivos. También forma parte de venas y arterias.

La principal característica de la condroitina es que proporciona la resistencia y las propiedades elásticas al cartílago. Protege articulaciones e interviene en la producción de líquido sinovial. La forma principal de obtener condroitina es mediante la alimentación: principalmente se obtiene de alimentos de origen animal. Suele extraerse para la fabricación y producción de suplementos del cartílago de tiburón y de vaca, o producirse químicamente en laboratorio.

¿Cuáles son los beneficios y funciones de la condroitina?

  • Protege de forma natural los tendones y las articulaciones.
  • Ayuda a disminuir los procesos inflamatorios en las articulaciones.
  • Es esencial para la formación del liquido sinovial: este se encarga de proteger las articulaciones y lubricarlas para que, durante el movimiento natural, no se produzcan molestias.
  • Favorece la producción de cartílago y evita que este sea dañado con el paso del tiempo.
  • Ayuda a disminuir el dolor producido por la artrosis.
  • Ayuda a prevenir la osteoartritis.
  • En personas deportistas, ayuda a prevenir el desgaste articular que puede darse a consecuencia del envejecimiento y de un uso excesivo, fuera de lo normal.
  • Ayuda a evitar el desgaste de los discos vertebrales.

¿Por qué combinar condroitina con glucosamina?

Para potenciar y mejorar los efectos de la condroitina, la combinación más habitual es con glucosamina. Hay suplementos que ya combinan estos dos compuestos, y si no, puedes hacerlo tú, ajustando las dosis a tus necesidades.

Con el paso del tiempo, cuando de forma natural, la producción comienza a disminuir, la artrosis, inflamación y otro tipo de patologías que afectan en las articulaciones comienzan a aparecer. La glucosamina y la condroitina actúan de forma sinérgica para reforzar articulaciones y mantener el cartílago en óptimas condiciones.

La glucosamina y la condroitina desempeñan funciones similares ya que previenen el desgaste de las articulaciones, del cartílago y a repararlo en caso de daño .

¿Cuál es la dosis recomendada?

La dosis recomendada de forma general está comprendida entre los 800mg a 1200mg en total al día. Es necesario consumir este suplemento de forma continuada, durante un tiempo considerable de mínimo 3-4 semanas, hasta notar sus efectos.

Para favorecer su eficacia, se recomienda dividir la dosis total en varias tomas a lo largo del día: entre dos y tres