¿Qué es?

La vitamina K es una vitamina liposoluble la cual es conocida como antihemorrágica ya que una de sus principales funciones, y la más importante es intervenir en la coagulación sanguínea.

Forma parte del grupo de las vitaminas liposolubles. La vitamina K es almacenada en el organismo y se transporta y absorbe junto con las grasas de los alimentos. Necesita de las sales biliares para ser absorbida en el intestino y de las lipoproteínas VLDL y LDL para su transporte.

En la comida y alimentación, podemos obtener dos tipos de vitamina K:

  • Vitamina K1 o filoquinomas: este tipo se absorbe en el intestino delgado. Participa en la producción de protrombina, una proteína de vital importancia para la coagulación sanguínea.
  • Vitamina K2 o menaquinonas: se asimila en el intestino delgado y en el colon. La Es especialmente relevante para activar la osteocalcina, molécula necesaria para depositar el calcio en los huesos y que tiene un efecto sinérgico con la vitamina D, en la formación de hueso y en la prevención de la osteoporosis.

La microbiota de nuestros organismos es capaz de sintetizar K2 a partir de K1. No suele ser frecuente la deficiencia de ninguna de ellas ya que se reutilizan. Dieta rica en Vitamina K

Deficit de Vitamina K.

Es poco frecuente, pero puede darse lugar debido a ciertas situaciones específicas.

Algunas de las causas que pueden producir esta carencia son:

  • Consumo de determinados medicamentos o fármacos que alteren la absorción de ácidos biliares necesarios para la absorción de la vitamina K.
  • Enfermedades relacionadas con el hígado o páncreas.
  • Fibrosis quística.
  • Toma prolongada en el tiempo de antibióticos.
  • Enfermedades inflamatorias intestinales…

Sus funciones dentro del organismo.

  • Su intervención en la coagulación sanguínea. Para el proceso coagulativo, a partir de la vitamina K se forman unos cofactores de tipo proteínico llamados protrombinas.
  • Regulación del calcio: existen diversos tipos proteínas que necesitan de la vitamina K para poder adherirse al calcio y ser transportados dentro del organismo. Contribuye a la protección de huesos. Está involucrada en el metabolismo óseo.

Esto ocurre ya que es la encargada de la carboxilación de las proteínas GLA, lo que atrapará el calcio para poder adherirse y movilizarlo a los lugares donde sea necesario sin perder el control de ese mineral.

  • Protege las arterias ya que regula el calcio en las paredes arteriales. Activa, como hemos mencionado la proteína GLA que al movilizar ese calcio, evitan que no se acumule en forma de placa aterosclerótica o depósitos de calcio.Vitamina K

En qué alimentos podemos encontrarla.

  • La vitamina K1: se encuentra en fuentes de origen vegetal. Por ejemplo: verduras de hoja verde, como espinacas, lechuga, col rizada, perejil, vegetales como el brócoli o repollo, y otros como uvas, moras, ciruelas o espárragos.
  • La vitamina k2 es producida por bacterias, por lo que, algo que podemos hacer para mantener estas bacterias saludables es cuidar nuestro microbiota intestinal. Para ello, podemos ingerir alimentos fermentados como el yogur, kéfir, o el tempeh.

Suplementos de Vitamina K.

Podemos encontrar la vitamina K como suplemento por si sola o junto con otras vitaminas o nutrientes como el calcio, magnesio o vitamina D.

Vitamina D: es una de las combinaciones más efectivas parra la absorción del calcio para, especialmente buscamos fortalecer da densidad ósea o los huesos.

Magnesio: esta combinación ofrece soporte óseo.

Calcio: en esta combinación la finalidad es dar soporte al sistema óseo y fortalecerlo.

¿Para quién?

Un suplemento de vitamina K es recomendado para todas aquellas personas que presentan carencias o déficits de ella, ya sea a causa de una mala alimentación y hábitos, en los que se recomienda incidir en ello antes de tapar con un suplemento la carencia real y en aquellas personas con las siguientes enfermedades:

Personas con riesgos cardiovasculares. Disminuye el consumo de vitamina K el riesgo de aparición de enfermedades cardiovasculares. Ocurre debido a que se opone al endurecimiento de las arterias.

Osteoporosis: debido a que facilita el transporte de calcio. En la actualidad, se están realizando diversos estudios para la prevención y tratamiento con vitamina K.

Efectos secundarios.

No se han demostrado efectos secundarios en el consumo de vitamina K.

No existe riesgo de una excesiva coagulación sanguínea ya que las proteínas mencionadas en apartados anteriores se encargan de esa tarea y cuentan con una capacidad limitada de absorción.

En caso duda acerca de si elegir suplementarse o no, consultar con un nutricionista, dietista o profesional de la salud.

¿Para qué sirve la vitamina K?

La vitamina K es un nutriente que el cuerpo necesita para mantenerse sano. Es importante para la coagulación de la sangre y la salud de los huesos, y también tiene otras funciones en el cuerpo.

¿En qué se encuentra la vitamina K?

Hortalizas de hoja verde, como la col rizada, las espinacas, las hojas de nabo, las coles, la acelga, las hojas de mostaza, el perejil, la lechuga romana y la lechuga de hoja verde. Pescado, hígado, carne, huevos y cereales (contienen cantidades más pequeñas).

¿Qué le hace la vitamina K a tu piel?

La vitamina K es esencial para ayudar al proceso de coagulación de la sangre en el cuerpo, lo que ayuda al cuerpo a curar las heridas, los moretones y las áreas afectadas por la cirugía.