¿Estás cansada de tener que perder demasiado tiempo en el coche o el transporte público para ir al gimnasio? Es muy probable que tu respuesta sea afirmativa, pero sigues yendo porque te gusta mucho el deporte y no quieres perder ese momento de desconexión. En Nutrimarket tenemos una buena noticia para ti, y es que queremos intentar que cualquiera pueda practicar el fitness donde quiera.

Hacer ejercicio es fácil si tienes buenas ideas

Vamos a enseñarte a llevar a cabo una rutina de ejercicios muy completa para la que solo necesitarás algo que todo el mundo tiene en casa: toallas. Con ella, podrás mantenerte en forma sin tener que salir de tu salón. No solo vas a ahorrar mucho tiempo, sino que también tendrás la opción de estar viendo tu serie favorita mientras haces deporte.

En este caso, las toallas van a hacer las veces de discos deslizantes, así que no será necesario añadir estos aparatos a la interminable lista de productos que nos recomiendan para convertir nuestra casa en un gimnasio y dejarnos sin espacio para nada más. Utilizando buenas ideas, es posible conseguir una gran variedad de opciones para ejercitar todo nuestro cuerpo sin tener que llenar los armarios de artículos de musculación.

Además, el deslizamiento de las toallas permite una fluidez en los ejercicios muy valiosa, ya que podrás aprovechar todo el recorrido de los movimientos para trabajar tus músculos. En lugar de la típica secuencia que te hace ir del punto de partida al punto final, sin darle importancia a la parte intermedia.

Antes de empezar a explicar los ejercicios, un consejo: intenta mantener una parte del pie o la mano (según el caso) fuera de la toalla, para que puedan actuar como freno si el deslizamiento es excesivo en alguna ocasión.

7 ejercicios con toallas para mantenerte en forma sin salir de casa

Dicho todo esto, allá van 7 tipos de movimientos que te ayudarán a mantener en forma desde el salón de tu casa con tan solo unas toallas.

Ejercicio 1: Con las toallas en los pies, coloca uno hacia delante y gíralo para que los dedos miren hacia fuera en un ángulo de 45 grados; desliza la otra pierna para que quede detrás de su hombro opuesto, lo más alejada que puedas y, en ese momento, baja el torso y vuelve a subirlo. La sensación es como una especie de zancada algo inclinada. Una vez se haya hecho, desliza los pies para que queden en la misma posición, pero de forma opuesta, y repite hasta 20 veces.

Ejercicio 2: Con las toallas en los pies, coloca una pierna delante de tu cuerpo, de forma frontal, y la otra detrás. Cuando estés en posición de zancada, baja el torso para que ambas piernas queden flexionadas y desliza la de atrás hacia su lado, hasta que quede completamente estirada y los dedos miren hacia fuera en un ángulo de 45 grados. Regresa a la posición original y repítelo 10 veces con cada pierna.

Ejercicio 3: En este caso, las toallas irán en las manos. Las primeras veces hazlo en posición de push-ups o flexiones, pero con las rodillas apoyadas, y poco a poco intenta hacerlo en la posición normal. Desliza una mano hacia fuera, para que quede más abierta que el hombro, y haz una flexión; en ese momento, desliza la misma mano hacia dentro, para que quede más cerrada que el hombro, y haz otra flexión. Continúa esa secuencia durante 10 veces con cada brazo, no cambies hasta que no hayas completado uno de los lados.

Ejercicio 4: Túmbate completamente boca abajo y agarra una toalla con una mano en cada extremo. Inhala mientras elevas brazos y piernas para que no toquen el suelo, y exhala para llevar los brazos lo más hacia atrás que puedas, trabajando con los músculos de tu espalda. Vuelve a inhalar para extender de nuevo brazos y piernas, y exhala mientras los bajas al suelo. Repite el movimiento 15 veces.

Ejercicio 5: Con las toallas en los pies, coloca las manos en el suelo y estírate en forma de plancha horizontal, con las manos debajo de los hombros y la espalda recta. Inhala y, mientras exhalas, levanta las caderas hacia el techo, todo lo alto que seas capaz, manteniendo las piernas lo más rectas posibles; cuando llegues al máximo, dobla las rodillas para llevarlas hacia el pecho y, finalmente, regresa a la posición original de plancha. Este ejercicio debe durar 45 segundos.

Ejercicio 6: Con las toallas en los pies, coloca las manos en el suelo y estírate en forma de plancha horizontal, asegurándote de que la espalda esté recta y las manos debajo de los hombros. Desliza el pie derecho por debajo de la pierna izquierda, haciendo que la parte izquierda de la cadera quede completamente por encima de la derecha; después vuelve a la posición original de plancha y haz lo mismo con el otro pie. Repite la secuencia durante 45 segundos.

Ejercicio 7: Con las toallas en los pies, túmbate boca arriba y coloca los talones en el suelo, haciendo que las rodillas queden flexionadas. Exhala mientras haces fuerza con los glúteos para levantar la cadera del suelo, consiguiendo una posición estable. Cuando la tengas, desliza una pierna hacia fuera, manteniendo los dedos mirando hacia el techo y la cadera levantada. Respira y vuelve a llevar la pierna hacia el centro, para hacer el mismo movimiento con la otra. Repite durante 45 segundos.

¡Esto es todo! Con estos 7 ejercicios conseguirás una rutina muy completa sin tener que salir de casa y con solo un par de toallas. En Nutrimarket demostramos que el fitness es mucho más fácil y accesible de lo que piensan muchas personas, solo hay que buscar las mejores ideas.

7 ejercicios para hacer en casa con solo dos toallas
4 (80.07%) 273 votos