¡Buenos días! Empezamos la semana con mucha fuerza gracias a la riqueza en proteínas de la receta que vamos a enseñaros hoy. Se trata de una alternativa perfecta al pan, ya que cuenta con una cantidad de carbohidratos muy reducida, así que será compatible con la gran mayoría de dietas, tanto saludables como deportivas.

Además, es un pan especial, ya que su textura, similar a la de un bollo, permite jugar con diferentes ingredientes y formas de tomarlo. Ya es posible desayunar unas deliciosas tostadas sin miedo a que el pan arruine vuestros esfuerzos por mantener una dieta estricta, o acompañar cualquier plato con pan con la misma tranquilidad.

La importancia del pan bajo en carbohidratos

El problema del pan en las dietas restrictivas es uno de los obstáculos más grandes a la hora de cumplir todas las normas impuestas por el nutricionista. Quizá el factor que lo hace más difícil es el papel que tiene el pan en nuestra alimentación, ya que se trata del complemento por autonomasia, un acompañante para absolutamente cualquier comida. La utilización del pan va desde algo tan común como tomarlo junto con la tortilla de patata, hasta personas que lo comen acompañando la manzana u otro tipo de frutas.

Esto no sería ningún inconveniente si no fuese por que hablamos de un alimento con unos valores nutricionales que no encajan con muchos tipos de dietas. Principalmente, el escollo más grande se encuentra en la cantidad de hidratos de carbono que aporta, algo que puede influir con demasiado impacto en el peso corporal.

Por ello, esta receta de pan bajo en carbohidratos es ideal para todos los amantes de uno de los elementos estrella de la dieta Mediterránea. Además, la presencia de un alto nivel de proteínas es un aliciente más para decidirse a probarlo, porque puede ayudarte a mejorar tu rendimiento físico.

Utilízalo como complemento o, si lo prefieres, para hacer tostadas y todo tipo de platos. La textura esponjosa de este pan proteico te permitirá jugar con una gran cantidad de posibilidades, para que disfrutes de su sabor como más te guste.

Imprimir receta
Pan proteico bajo en carbohidratos
Ya puedes acompañar cualquier plato con un delicioso pan sin miedo a aportar a tu cuerpo un extra de carbohidratos.
pan-proteico
Plato Pan
Cocina Española
Tiempo de preparación 15 minutos
Tiempo de cocción 25 minutos
Raciones
unidades
Ingredientes
  • 1 y 1/2 Huevos
  • 125 gramos Yogur Natural
  • 20 gramos Pipas de girasol
  • 15 gramos Semillas de lino
  • 5 gramos Semillas de lino molidas
  • 10 gramos Semillas de chía
  • 5 gramos Sésamo
  • 40 gramos Salvado de avena
  • 30 gramos Avena molida
  • 5 gramos Levadura
  • 2 gramos Sal
  • Almendra molida Cantidad al gusto
Plato Pan
Cocina Española
Tiempo de preparación 15 minutos
Tiempo de cocción 25 minutos
Raciones
unidades
Ingredientes
  • 1 y 1/2 Huevos
  • 125 gramos Yogur Natural
  • 20 gramos Pipas de girasol
  • 15 gramos Semillas de lino
  • 5 gramos Semillas de lino molidas
  • 10 gramos Semillas de chía
  • 5 gramos Sésamo
  • 40 gramos Salvado de avena
  • 30 gramos Avena molida
  • 5 gramos Levadura
  • 2 gramos Sal
  • Almendra molida Cantidad al gusto
pan-proteico
Instrucciones
  1. Mezclar el huevo y el yogur en un recipiente. Batir con firmeza hasta que quede lo más homogéneo posible.
  2. Ir añadiendo el resto de ingredientes mientras se sigue mezclando todo. No dejar de remover hasta que se hayan añadido todos los ingredientes y quede una masa bien mezclada.
  3. Mientras se precalienta el horno (a 180º), tapar la masa y dejar que repose en el frigorífico durante unos 25-30 minutos.
  4. Prepara una bandeja con papel de horno y empieza a colocar las porciones de pan. Puedes hacerlas de la forma y el tamaño que prefieras, a tu gusto.
  5. Hornea el pan hasta que esté dorado. Debería tardar unos 20-25 minutos. Después, deja que se enfríen y ya podrás comerlos o guardarlos en un recipiente con cierre hermético.

Pan proteico bajo en carbohidratos
5 (100%) 1 voto