Hoy en NutriMarket hablamos sobre los efectos del alcohol. El alcohol es un potente diurético. Ingerir alcohol lleva al cuerpo a un estado de deshidratación (principal causa de catabolismo muscular). No sólo hace que el cuerpo pierda líquido, ya que al perdelo «arrastra» infinidad de vitaminas y minerales que tardaremos en reponer, entre ellos los considerados esenciales para llevar acabo cualquier práctica deportiva Magnesio, Calcio, Potasio y Fósforo.

Interrumpe la metabolización de los macronutrientes por el cuerpo. El alcohol se digiere muy rápidamente y por ese motivo hace que el cuerpo deje de oxidar grasa como fuente de energía. Proporcionando más calorías de las que utiliza. En este punto, el alcohol favorece la degradación de proteínas (segunda mayor causa de catabolismo).

Sin incidir en lo perjudicial que resulta para la salud. El alcohol va a frenar e incluso hacer que vayamos hacia atrás en nuestros objetivos, ya practiquemos deportes de fuerza o nuestro entrenamiento sea meramente estético.

Vamos a perder masa muscular magra, en el mejor de los casos, vamos a ralentizar la quema de grasa; normalmente vamos a almacenar el alcohol como grasa ya que al entrar en el torrente sanguíneo tanto azúcar, el cuerpo tiene que sacarlo de la sangre para que el corazón no sufra para transportar una sangre tan densa; esto se produce generando un pico de insulina y almacenando esas calorías como tejido graso.

La próxima noche que salgas, piénsalo dos veces; realmente merece la pena tirar por tierra el esfuerzo de 6 días siguiendo estrictamente un plan nutricional, dejándote la piel en cada entreno por tomarte unas copas?

 

Artículo semanal, Alcobendas

EFECTOS DEL ALCOHOL EN EL RENDIMIENTO DEPORTIVO
5 (100%) 193 votos