¿Qué es el aceite de krill?

El aceite de krill es un aceite, que aporta distintas fuentes de ácidos grasos que se obtiene a partir de un pequeño crustáceo llamado, como su nombre indica, krill o Euphausia superba. Es principal alimento de las ballenas, mantas y tiburones ballena.

La principal característica por la que el aceite de krill es conocido y utilizado es su alto contenido en Omega 3 También, contiene pequeñas dosis de otros ácidos como el Omega 6 y Omega 9. También es una fuente de vitaminas y antioxidantes.

Su color rojo se debe a su alto contenido en astanxatina.

El aceite de krill como fuente de  Omega 3

El Omega 3 es un ácido graso esencial que no puede ser sintetizado o producido por el cuerpo humano por sí mismo y deben introducirse mediante la alimentación o suplementación. El Omega 3 forma parte de la membrana de un gran número de células de nuestro organismo y es necesario para llevar a cabo un gran número de funciones dentro del cuerpo.

Contribuye a regular los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre: este ácido graso regula los niveles de colesterol LDL ( el colesterol malo) y aumentar los niveles del HDL (colesterol bueno).

Posee diversas propiedades antiinflamatorias: un nivel adecuado de omega 3 reduce los procesos inflamatorios dentro del organismo, así como las patologías asociadas con la inflamación. Mejora y ayuda a prevenir problemas relacionados con ligamentos o articulaciones.

Es bueno para el corazón: protege el corazón, mejora de la salud cardiovascular: Los ácidos grasos Omega 3 cuentan con un gran número de beneficios para el corazón. Contribuye a la prevención de un gran número de patologías, como trastornos cardiovasculares como arritmias, infartos de miocardio y previenen ataques al corazón, mejora el funcionamiento del flujo sanguíneo, y reduce la coagulación sanguínea.

Su contenido en EPA y DHA

El EPA y el DHA son dos tipos de ácidos grasos poliinsaturados que el cuerpo no puede producir: el ácido linoleico y el ácido alfa linolénico.

  • EPA:  El EPA ayuda a regular la respuesta antiinflamatoria y el DHA es beneficioso para la estructura de la membrana celular y ayuda en el normal crecimiento y desarrollo.
  • DHA: EL ALA, otro ácido graso poliinsaturado esencial, contribuye al mantenimiento de los niveles normales de colesterol en la sangre, regula la presión arterial y ayuda a reducir los procesos inflamatorios, entre otras propiedades.krill animal

Su aporte de Astanxatina

La astanxatina que posee el krill proviene del alga que consume este pequeño animal como parte de su alimentación. Es la sustancia que aporta el pigmento rojo al krill así como el color que se puede ver en las cápsulas de los suplementos de este aceite.

La principal característica de la astanxatina es el poder antioxidante que posee. Contribuye a luchar contra los radicales libres que se produce en el organismo por diversas causas, por ejemplo, el ejercicio físico de intensidad, y que si no son eliminados pueden llegar a producir enfermedades.

Este compuesto contribuye a proteger la piel, especialmente de los rayos UV y se han asociado diversas propiedades en relación a prevenir el envejecimiento.

¿Cuáles son sus beneficios?

  1. Mejora la salud cardiovascular: el aceite de krill, contribuye a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre debido a su contenido en Omega 3. Reduce el riesgo de padecer enfermedades relacionadas con la salud cardiovascular.
  2. Actúa como un potente antioxidante: debido al contenido en astanxanas. Fortalece y refuerza el sistema inmunitario. Posee mayor cantidad de antioxidantes que otras fuentes de aceites que provienen del pescado.
  3. Mejora el estado de la piel: algunos de sus componentes ayudar a proteger la piel de las radiaciones solares.
  4. Mejora en las articulaciones: diversos estudios han demostrado que el aceite de krill es eficaz para reducir el dolor de las articulaciones y aumentar su flexibilidad. También beneficia aquellas personas que tienen artritis debido a su poder antiinflamatorio gracias al contenido de Omega 3.
  5. Omega 3: es una fuente de este acido graso que es de vital importancia y que, en muchas ocasiones las personas que no consumen pescados grasos, no disponen de la suficiente cantidad.

cuenco con Aceite de krill

Sus contraindicaciones

El aceite de krill se considera un suplemento seguro para la mayoría de personas adultas que no presenten ninguna patología y quieran hacer uso. Algunos de los efectos secundarios que pueden padecerse al consumir este aceite son: molestias estomacales, nauseas y acidez.

No está recomendado para personas intolerantes y alérgicas al pescado o marisco.

En caso de tomar anticoagulantes u otro tipo de medicamentos similares, se recomienda consultar antes con un médico para valorar la compatibilidad de ambos y los posibles riesgos.

¿Para qué sirve el aceite de krill?

El aceite de krill contiene ácidos grasos similares al aceite de pescado. Se cree que estas grasas son beneficiosas para disminuir la hinchazón, reducir el colesterol y hacer que las plaquetas de la sangre sean menos pegajosas. Cuando las plaquetas sanguíneas son menos pegajosas, es menos probable que formen coágulos.

¿De qué está hecho el aceite de krill?

El krill es un pequeño crustáceo parecido a un camarón lleno de ácidos grasos omega-3 de cadena larga (EPA y DHA), fosfolípidos, colina y astaxantina que favorecen la salud.

¿Es el aceite de krill lo mismo que el de pescado?

Tanto el aceite de pescado como el de krill contienen dos tipos de omega-3: DHA y EPA. Aunque el aceite de pescado tiene una mayor concentración de DHA y EPA que el aceite de krill, se cree que el DHA y el EPA del aceite de krill tienen más antioxidantes y son más absorbibles por el cuerpo.

¿Es seguro tomar aceite de krill todos los días?

No se recomienda exceder los 5.000 mg de EPA y DHA combinados al día, ya sea de la dieta o de los suplementos (26). Por último, tenga en cuenta que algunas personas no deben tomar aceite de krill sin consultar a sus médicos.

¿Cuándo debo tomar aceite de krill?

Tome aceite de krill con una comida o tentempié que contenga grasa dietética. Esto puede aumentar la absorción de DHA y EPA. También puede disminuir los riesgos de efectos secundarios gastrointestinales.